•  |
  •  |
  • END

Un recital titulado “Voces, poesías y amigos” llevó a cabo en la Casa Cultural de Ángeles Bermúdez en Masaya el doctor Rodolfo Sánchez Aráuz y su esposa Yelba Calvo, quienes mostraron su talento con una selección de consagrados poetas nicaragüenses, latinoamericanos y del imprescindible García Lorca.

El recibimiento a los declamadores estuvo a cargo de Ángeles Bermúdez, quien resaltó los méritos de ambos intérpretes, quienes abrieron su presentación con el poema “El solitario”, de Ernesto Mejía Sánchez.

Antes de que la ceremonia poética se iniciara, Sánchez Aráuz, al dirigirse al público, dijo sentirse altamente honrado al recibir el grato calor de la casa de Ángeles Bermúdez, y recordó que “hace varios meses rondaba en nuestras mentes la idea de reunirnos con amigos que queremos mucho y que por diferentes motivos vemos poco”.

“La singularidad del mundo interior de cada uno de nosotros nos lleva a estar juntos y aquí estamos optimistas y alegres”, dijo el doctor Sánchez Aráuz antes de abrir el recital con el poema de Ernesto Mejía Sánchez, nacido en Masaya y ganador de muchos premios literarios.

Dentro de los otros poemas que la pareja recitó se encuentran “Paisaje”, de Rubén Darío; “Invento de un nuevo beso”, de Joaquín Pasos; “La Tormenta”, de Michelle Najlis; “Balada para un loco”, de Horacio Ferrer y Astor Piáosla de Argentina, “Oda al día feliz”, de Pablo Neruda, y “Cuerpo sin vida”, de Octavio Paz, de México.

Además incluyeron “De sombras y soles incendiada”, de Ana Ilce Gómez, de Nicaragua; “La sangre derramada”, del español Federico Lorca; “La cazadora”, de José Coronel Urtecho; “La Biblia”, de Gioconda Belli, y “La noche es una mujer desconocida”, de Pablo Antonio Cuadra.