•  |
  •  |
  • END

En la víspera de las fiestas agostinas, los negritos grasosos ya se logran ver en la avenida de los Altos de Santo Dominguito de Guzmán, haciendo sus acostumbradas diabluras y asustando a los transeúntes, a un par de días antes de la bajada de la estatuilla del Santo Patrono de los managuas.