•  |
  •  |
  • END

De las cosas fáciles y difíciles en su carrera y en su vida personal, de la idea de cristianizarse artísticamente con un nombre de can, de la piratería y los beneficios que trae consigo, de las ventajas y desventajas de ser latino; en todas esas temáticas, el rapero cubanoamericano Pitbull, cuyo nombre verdadero es Armando Christian Pérez, platicó con los medios de comunicación locales, previo al concierto de anoche.

Entre las cosas que se le han hecho fáciles al artista en su carrera, refirió, puede ser internarse en las empresas gringas siendo un latino, pues “somos sencillos, tenemos respeto, coraje, somos muy humanos”, dijo con su característico acento y su manera particular de mezclar el inglés y el español (spanglish).

Pitbull asegura, entre otras cosas, que uno de los escenarios que más le ha impactado fue el de Calle 8, el festival de Miami, donde se dice que asisten alrededor de un millón de personas. “Para mí estar ahí fue como un sueño, una meta, estuve con Willie Chirino, vi a Celia Cruz, Marc Anthony, ese fue el escenario más rico, además porque representa a todas las culturas juntas”, mencionó el intérprete de ‘Blanco’ y ‘Calle 8’.

¿Pitbull?

Y aunque suene trillado preguntar a veces en conferencia de prensa ‘¿cuál es tu verdadero nombre o por qué te pusiste de una u otra forma?’, esta ocasión la valió, pues en ningún momento ha salido dato alguno del mismo artista en cuanto a esto.

Veamos lo que nos dijo: “Sé que Pitbull es un perro violento, pero también sé que es un perro que te quiere mucho y si tú lo quieres, él va a estar a tu lado hasta el final, es un perro que se faja, no se deja. Ahora, el perro Pitbull es ilegal en Miami. En fin, un amigo mío dominicano me puso así: Pitbull, porque siempre he echado pa’lante como todo latino, igual me fajo”, explicó.

La piratería, ¿beneficio o perjuicio?

En cuanto la pregunta acerca de la piratería fue formulada, Pitbull manifestó enseguida que eso lo ve como algo bueno, “a decir verdad es tremenda forma de producir, de hacerse publicidad”. Ahora, ¿por qué las disqueras están bravas?, se preguntó, “porque no le están robando al artista como le estaban robando antes, ahora el artista se puede mover por el Internet de forma independiente”, comentó previo al concierto que ofrecería en pocas horas a los nicaragüenses, gracias a Movistar Música, Premier Producciones y EL NUEVO DIARIO.