•  |
  •  |
  • END

La muerte de Michael Jackson, el pasado 25 de junio, tomó por sorpresa a todo el mundo, y también a la familia del cantante. Sin embargo, para La Toya Jackson fue la oportunidad perfecta para apropiarse de material inédito que el cantante resguardaba en su casa alquilada en Holmby Hills, California.

Los discos de El Rey

De acuerdo con el representante del “Rey del Pop”, Frank DiLeo, La Toya entró horas después de la muerte del cantante a la propiedad donde residía, para sustraer discos duros donde Michael Jackson guardaba canciones inéditas de la década de los ochenta.

La revista Rolling Stone revela que el manager del cantante acusó a la hermana de Jackson por haber hurtado alrededor de 100 canciones inéditas, entre ellas algunos temas que fueron excluidos del disco Bad (1980), además de canciones que Michael grabó con Akon, Will.i.am, Black Eyed Peas y Ne-Yo.

Asimismo, DiLeo aseguró que seis de estas canciones podrían convertirse en verdaderos hits, por lo que envió un e-mail al representante de La Toya Jackson, pero no ha recibido ninguna respuesta, reprodujo el diario español El País.

DiLeo también comentó que “los abogados enviarán cartas” a la familia con el fin de recuperar dicho material para que sea incluido dentro del patrimonio del cantante, pues aseguró que horas después del deceso de Michael, la familia entró a la mansión alquilada y se llevó todo. “Pensaron que Michael era el dueño de todo, así que se llevaron hasta muebles alquilados”.

Frank culpó a la familia de haber comenzado una batalla en contra de las personas que Michael Jackson dejó como responsables de sus bienes, pues aseguró que Joe Jackson, padre del cantante, desea tener el control de todo.

Cabe señalar que el testamento de Jackson señala que el 40 por ciento de su patrimonio le corresponde a su madre Katherine.