•  |
  •  |
  • END

Se veía venir. Los últimos meses han estado llenos de rumores y de filtraciones más o menos interesadas al respecto y al final, se ha confirmado. Sony lanzará, a primeros de septiembre, una nueva versión más ligera y económica de su consola PS3. Tendrá las mismas prestaciones que la actual, pero con un tamaño sensiblemente menor. Se llamará PS3 Slim y costará 299 dólares en Estados Unidos (y la misma cantidad de euros en Europa). Por cierto, que a partir de esta misma semana, ése será también el nuevo precio de las actuales PS3, que se rebajan desde ya en todo el mundo.

Fue el propio presidente de Sony Entertainment, Kaz Hirai, quien realizó el anuncio durante la feria GamesCom de Colonia. Y, esta vez sí (y no como sucedió durante el E3 de Los Ángeles), la firma japonesa consiguió atraer sobre sí todas las miradas. Con esta drástica medida, Sony pretende recortar la distancia que le sacan sus dos principales rivales, Microsoft y Nintendo, con sus respectivas consolas de videojuegos, Xbox 360 y Wii.

La nueva PS3 Slim llega con un disco duro de 120 Gb (la actual tiene 80 Gb), consume un 34% menos de energía que su predecesora.

Cuando se lanzó la primera PS3 en el año 2006, su precio era de 600 euros, mucho más cara que la Wii (que también apareció ese mismo año, a 250 dólares) y que la XBox 360, cuyo precio ha sufrido ya varios recortes. Durante los últimos meses, los tres contendientes han visto cómo sus cifras bajaban de forma alarmante como consecuencia de la crisis económica.

En un comunicado hecho público ayer, Microsoft se limitó a decir que “un tamaño menor de consola no significa necesariamente más valor para los consumidores. A partir de 199 dólares, la Xbox 360 ofrece la mejor experiencia de juego y entretenimiento, y el mejor precio del mercado”. Nintendo, por su parte, aún no se ha pronunciado oficialmente sobre el anuncio de Sony.