•  |
  •  |
  • END

Y luego de la entonación del Himno Nacional de Nicaragua, en la celebración del 30 Aniversario de la Policía Nacional de Nicaragua, la Primera Comisionada y Directora General de la Policía Nacional, Aminta Granera, agradeció y felicitó a sus colegas en dicha velada y enseguida entregó la Orden 30 Aniversario de la Policía Nacional de Nicaragua a los representantes de países invitados, entre ellos: Bolivia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, República Dominicana, Chile, Ecuador, Guatemala, Suecia, Canadá y Panamá.

“La Policía Nacional agradece su presencia en esta sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, escenario que eligieron nuestros artistas para celebrar con un homenaje de danza y canción nicaragüense el trigésimo aniversario de la Policía Nacional. Esa música nica que ellos hoy nos regalan recrea nuestro mundo policial. Por eso, gracias, muchas gracias…”, manifestó la Primera Comisionada Granera. “Agradecemos también la presencia de los directores y jefes de los cuerpos policiales de distintos países del mundo, que han venido a celebrar con nosotros el trigésimo aniversario de la Policía Nacional”, agregó. Al finalizar su breve discurso, pasó a condecorar a estos invitados.

Condecorados todos, se proyectó un corto pero jugoso documental relacionado con todas las actividades que realiza la Policía Nacional en el campo, en los mercados, en la comunidad, en la juventud, en las escuelas, su rol en las comisarías de la mujer, niñez y adolescencia, además de su involucramiento en el desempeño de quiebres de drogas a nivel nacional. Todo el material estuvo concentrado desde la constitución de la Policía desde 1979.

Artistas celebran

‘Flor de pino’ fue la tonada con la que la intérprete nicaragüense Norma Helena Gadea inició la velada cultural. “Reciban estos cantos desde el corazón”, comentó Gadea para enseguida dar curso a ‘Palomita guasiruca’. Se despidió de los presentes entonándoles la canción del cantautor nicaragüense Salvador Cardenal, denominada ‘Dale una luz’.

Le tocó el turno a Pablo Martínez ‘El Guadalupano’, quien apoderado de la escena en el Teatro Nacional Rubén Darío, con la alegría que lo caracteriza, interpretó una de las máximas tonadas que componen la Misa Campesina, titulada ‘La canción de los pájaros’.

El entusiasmo del público fue muy notable, las emociones se desprendían de las maracas que como un pequeño detalle para recordar esa noche, fueron entregadas en la entrada a los asistentes. Estas mismas fueron utilizadas para darle mas alegría al espectáculo, pues fueron utilizadas como una especie de aplaudidores y acompañamiento a las piezas interpretadas por los artistas.

Y llegó Keyla Rodríguez con su carisma e impregnó de más alegría y vigor el lugar. Cantó para los invitados el tema ‘La bala’, de Salomón de la Selva, y no dejó de contar la historia del tema que según dijo, es su favorito, se trataba de nada más y nada menos que de ‘María de los guardias’, con el que cautivó a los presentes.

Se dieron su espacio igualmente el Cuerpo de Música del Ejército Nacional, con sones de toro, de la Purísima, de la misa campesina, entre otras tonadas. Se presentó igual el Coro de la Policía Nacional de Nicaragua, el Ballet Tepenahuatl, y para cerrar con broche de oro, hizo su acto de presencia Luis Enrique Mejía Godoy con el grupo Jazz Ta y el acompañamiento de su sobrino Carlos Luis Mejía, para luego pasar a posesionarse del escenario, Carlos Mejía Godoy con su tradicional tema ‘Nicaragua, Nicaragüita’