•  |
  •  |
  • END

Un arte diferente se impuso ante la poeta Luz Marina Acosta. Hace dos años, abandonó el cigarrillo y al poco tiempo adoptó un vicio más poderoso: la pintura. Como resultado produjo 18 cuadros que expondrá hoy miércoles 9 de septiembre, a las 7:00 p.m, en Galería Códice de Managua, y que representan su forma de desahogo, su “tabla de salvación”.

Nacida en 1955, en Granada, Acosta recuerda su niñez y habla sobre sus lazos con el Río San Juan, cuando iba de vacaciones con su familia. En aquellos viajes de 14 horas, Luz Marina –como le llaman sus amigos - creó su universo poético a bordo del “Santa Elena”, uno de los barcos de su infancia que hoy muestra al público bajo el influjo del reputado artista Armando Morales, pero sin quitarle mérito a su maestro personal, Xavier Sánchez, quien ha “moldeado” su oficio.

La forma en que se hizo pintora está vinculada a la clandestinidad que vivió de 1975 a 1977. Durante la dictadura somocista alquilaba casas y ocultaba a miembros del Frente Sandinista. Entonces, para despistar, inventó que era pintora, sin saber que ocurriría algo inesperado.

En 1977 se exilió en México y un año más tarde, una pareja, creyendo que de verdad se dedicaba a la plástica, le pidió que les hiciera un retrato. Para mantener la ficción comenzó a pintar el cuadro. Así fue que “de una pintora de mentira me volví de verdad”.

Fue hasta el 2007, insiste, que comenzó a tener disciplina, motivada por su esposo, el doctor Gilberto Martínez, quien le obsequió los materiales de trabajo.

Acosta recuerda que entró en una crisis existencial cuando se mudó de Colonial Los Robles a Las Cumbres. En su nueva casa, deshabitada por tres de sus hijos que vivían en el extranjero “me dio angustia”; así lo pronuncia, como si se tratara de una enfermedad terminal.

Actualmente esta angustia se ha dirimido paulatinamente y con la pintura “he volcado la vida hacia mí”. No es necesario explicar esta frase, que devela cómo el arte es capaz de regresar la dignidad al ser humano y apaciguar el vértigo a través de aguas mansas, como las que retrata Luz, dice esta pintora que se ha dejado iluminar por la vida.

TOME NOTA:

La exposición de pinturas de Luz Marina Acosta se inaugura hoy en Galería Códice, ubicada en Colonial Los Robles, del Hotel Colón 2 cuadras al sur y 2 ½ arriba. También participará la pintora Luisa Guerrero. La entrada al evento es gratis y la muestra finaliza el 19 de septiembre.