• |
  • |
  • END

La Banda Municipal de Música de Jinotega se ha convertido durante dos décadas en la mejor de viento, la mejor filarmónica de Nicaragua y fue, entre 1997 y 2001, la banda oficial del Ministerio de Educación, según dice su director, el maestro Pedro Zeas Mendoza al término de una gira de intercambio cultural por los Estados Unidos, atendiendo una invitación del alcalde de la ciudad de Shelby, Carolina del Norte, señor Ted Alexander, así como de la Gran Convención Bautista de Cleveland.

La Escuela Municipal de Música “Profesor Jorge González Chavarría”, origen de la banda, se aproxima a cumplir sus 20 años de fundación, tiempo en el cual la banda se ha presentado en todos los rincones del país; también ha hecho giras internacionales por Costa Rica, Honduras y Estados Unidos. Ofrecen además presentaciones en actos institucionales, sociales, religiosos, entre otros.

La invitación a Estados Unidos surgió a partir de la visita de diversas organizaciones y personalidades a Jinotega para deleitarse con la música local, ocasiones que se han aprovechado para gestionar presentaciones, donaciones de instrumentos y accesorios para el funcionamiento de la escuela que cuenta con dos bandas: la municipal de Jinotega conformada por 50 miembros (42 miembros que oscilan entre los 12 a 25 años, más ocho instructores en las diferentes secciones instrumentales); y la segunda conformada por 30 personas, considerados relevo generacional.

Once conciertos en Estados Unidos

La reciente gira inició con un concierto de despedida en el kiosco del Parque Central de Jinotega, contando con una concurrida asistencia, entre padres de familia, amigos y personas que apoyan a la banda.

Fueron recibidos en Atlanta, por el alcalde de Shelby, Ted Alexander y el reverendo José Espinal, pastor de la Iglesia Bautista Hispana de la misma ciudad, para luego ofrecer un concierto en el Club Rotario de Cleveland, luego en las instalaciones de la Iglesia Metodista de Shelby contando con lleno total, agradaron a todo el público presente.

También en la iglesia bautista Westwood Heights, realizaron un concierto de aproximadamente dos horas, a casa llena, entre los asistentes había familias nicaragüenses e hispanas.

Reconocimiento y donaciones

El Consejo de la Alcaldía de Shelby ofreció reconocimientos a los miembros de la banda y acto seguido entregaron la llave de la ciudad a los visitantes.

Tras varios conciertos, se realizó el de despedida en la iglesia bautista de Shelby con lleno total, mismo que causó mucha emoción, puesto que como gesto de agradecimiento, los miembros de la banda entregaron una réplica de la bandera de Nicaragua a los anfitriones.

Durante la gira se realizaron once conciertos y se logró la donación de una batería acústica completa, un piano de mesa, una flauta transversal, un redoblante con su respectivo estuche y pedestal, un bajo eléctrico, entre otros instrumentos.