•  |
  •  |
  • END

Los Ángeles / EFE

Las papeletas que decidirán los ganadores de los próximos premios Oscar de la Academia de EU llegaron ayer a la ciudad de Los Ángeles, donde la celebración en febrero de la mayor fiesta del cine es una incógnita por la huelga de guionistas.

A veinticuatro horas para que se conozcan los ganadores de los Globos de Oro más grises de la historia del cine, la suerte está echada ya para los Oscar, los premios más importantes de la industria cinematográfica estadounidense, que este año están en jaque mientras sigan adelante las protestas de los huelguistas.

Si la que se considera antesala natural de los premios de la Academia ha quedado reducida a una simple conferencia de prensa, muchos se preguntan ahora en Hollywood qué puede ocurrir el próximo 24 de febrero con los ansiados Oscar si los guionistas y los actores también deciden boicotear la ceremonia.

Los responsables de la gala y la cadena televisiva ABC, encargada de la retransmisión en febrero de esos premios en horario de máxima audiencia, aseguran que sus planes no han sufrido, por el momento, cambio alguno y prometen que los actores volverán a pasearse por la alfombra roja más conocida del mundo, además de que los galardones se entregarán con total normalidad.

"No sufrimos ningún estado de pánico. Estamos preparando la ceremonia y vamos a seguir adelante con ella", aseguró el presidente de la Academia, Sid Ganis, según el portal Imdb.com.


Inicia la votación
Mientras tanto, ayer inició en las oficinas de la firma PriceWaterhouse Coopers de Los Ángeles el recuento de los votos de los más de 6 mil miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, del que saldrán, primero, las nominaciones que se anunciarán el próximo 22 de enero y, después, los nombres que pueden llevarse la ansiada estatuilla a casa.

Las nominaciones de este año despiertan, además, especial interés, ya que muchos en Hollywood han puesto en duda el peso que normalmente se da a los Globos de Oro para conocer por qué filmes se decantarán los miembros de la Academia, debido a la ausencia de la gala.

Los premios que otorga la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood suelen ser la plataforma de lanzamiento público para las películas menos comerciales y para esos nominados menos conocidos, que, tras alzarse con un Globo de Oro, se les abre camino a los Oscar.

"La ceremonia de los Globos de Oro puede catapultar a un nominado y hacerle ganar el favor del público sin lugar a dudas, pero este año ese encumbramiento no va a ocurrir", aseguró al diario USA Today la directora de la versión digital de la respetada revista Variety, Anne Thompson.