•  |
  •  |
  • END

Su madre la internó en un centro médico para intentar la recuperación de la joven actriz, pero esto sólo consiguió agravar la mala relación que tenía con su hija. Tanto que Drew Barrymore (Culver City, 1975) consiguió emanciparse legalmente de ella con 16 años.

Casi 20 años después de aquel primer intento de rehabilitación, Barrymore, que saltó a la fama a los siete años como la inolvidable niña de la película “ET”, ha admitido que no se halla totalmente limpia, pero que ha conseguido un equilibrio que le permite seguir consumiendo de forma controlada.

La popularidad desbordó a la joven actriz, que empezó a beber alcohol a los 11 años, a fumar marihuana a los 12 y a esnifar cocaína un año más tarde. Unas adicciones que no forman parte del pasado: “No estoy sobria ni lo pretendo, justo al contrario. He intentado encontrar un balance”, ha asegurado la actriz a la revista OK!
Hija de John Drew Barrymore y nieta de John Barrymore, dos leyendas de Hollywood, se ha estrenado como directora con el filme “Whip it”, que se presentó en el último Festival Internacional de Cine de Toronto.


El País