•  |
  •  |
  • AFP

La elección de un Rey Momo flaquísmo, tras una histórica tradición de monarcas de más de 120 kilos, ha provocado una revuelta de los gordos en el pujante carnaval de Salvador de Bahía, en el noreste de Brasil.

El nuevo Rey Momo de Salvador, cuyo carnaval atrae cada año más turistas y celebridades internacionales, mide 1,70 metros y pesa 58 kilos. Un peso pluma comparado con los monarcas de los últimos decenios obligados a pesar como mínimo 120 kilos.