•  |
  •  |
  • END

Un grupo de artistas cubanos encabezados por el trovador Silvio Rodríguez inició en una prisión de la provincia oriental de Guantánamo la gira “Expedición”, que contempla presentaciones en diez penitenciarías de la isla hasta finales de este mes, informaron medios locales.

La gira, bautizada con el título de uno de los discos de Rodríguez, comenzó el domingo y contó con la participación de los cantautores Amaury Pérez y Vicente Feliú, el cuarteto femenino Sexto Sentido, el repentista Alexis Díaz Pimienta, y el pintor Ernesto Rancaño, quien asiste con una exposición itinerante.

En declaraciones a medios locales, Silvio Rodríguez indicó que el intercambio había superado las expectativas y elogió el movimiento cultural que se promueve en las penitenciarías.

“Soy un convencido de que la cultura es determinante en la rehabilitación de las personas”, agregó Rodríguez, tras la presentación en la que participó además un grupo musical conformado por reclusos.

“Espero que éste sea un incentivo para la realización de muchas actividades de este tipo, porque la cultura nos hace mejores a todos”, añadió el músico, cuyas canciones fueron “calurosamente” acogidas y repetidas por el auditorio, según la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

La delegación cultural retomará el recorrido por la región oriental hoy 15 con una actuación en la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba, y continuará visitando las cárceles de las provincias de Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila y Villa Clara, donde concluirá la gira el 28 de enero.

En una entrevista publicada en el último número del semanario oficial “Granma Internacional”, Rodríguez dijo que está convencido de que “la vida mejora con la cultura, aún en la cárcel, que es lo peor que le puede ocurrir a una persona”.

Recordó que en 1990 había estado en varias prisiones de la región occidental de la isla acompañado por otros dos trovadores, pero que al comenzar el llamado período especial, como se denominó a la crisis económica generada por el derrumbe del campo socialista en Europa, la escasez de combustibles impidió seguir el periplo.

“La gente de prisiones nos comunicó que la agresividad había bajado drásticamente en los lugares donde habíamos estado, por lo menos en los primeros meses. Me dije, si un grupito lo logró, si se hace sistemático qué no se pudiera lograr”, señaló.

Rodríguez, que ha sido diputado durante quince años y en la próxima legislatura dejará su escaño, propuso en junio pasado en el Parlamento retomar esa iniciativa de acercar la cultura a las cárceles con la visita de representantes de diversas manifestaciones artísticas e intelectuales para favorecer la rehabilitación de los reclusos.

Su propuesta fue aprobada entonces por el Parlamento junto a la de otra legisladora que reclamó la visita de deportistas a las prisiones.