•  |
  •  |
  • END

El programa especial de la cadena NBC sobre la 65 edición de los premios Globos de Oro atrajo a pocos telespectadores, según las cifras preliminares de audiencia publicadas ayer por la empresa Nielsen.

El espacio televisivo, transmitido anoche, logró un 7 por ciento de índice (share) mayor de audiencia y 4.8 puntos de rating, lo que representa una audiencia más de tres veces menor que la del año pasado.

Un punto de índice de audiencia representa a 1.128 millones de hogares o 1 por ciento de los 112.8 millones de casas con televisión en EU.

Estas cifras colocaron a este programa en cuarto lugar en su horario, por detrás de la serie “Comanche Moon” de la cadena CBS, de “Extreme Makeover: Home Edition” de la cadena ABC y de la serie de dibujos animados “Family Guy” y “American Dad” de la cadena Fox.

La huelga de guionistas de cine y televisión de EU, que comenzó el 5 de noviembre, obligó a que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que concede los galardones, suspendiera la ceremonia de entrega y la sustituyera por una conferencia de prensa.

La cadena NBC, que iba a transmitir toda la ceremonia, optó por emitir un programa especial, en el que dos presentadores leyeron los nombres de los ganadores.

Las cifras de telespectadores del programa siguieron el mismo patrón que las registradas la semana pasada en los premios People’s Choice Awards, que vieron cómo se redujo su audiencia en 5.3 millones de telespectadores comparada con la edición del año anterior.

La ceremonia, retransmitida por la cadena CBS, afectada por la huelga, también fue reducida a un programa habitual de entretenimiento, en el que los ganadores dieron sus agradecimientos en entrevistas grabadas.

Ahora todos los ojos están puestos en los Óscar, que se celebrarán el 24 de febrero, y que, de mantenerse la huelga de los guionistas, podría seguir la estela de los Globos de Oro y anunciar los ganadores mediante una conferencia de prensa.

A pesar de los malos augurios para la ceremonia de estos premios, la cadena de televisión ABC se mostró la semana pasada “confiada” en que podrá transmitir el evento.