•  |
  •  |

Una velada no puede terminar mejor que con el son de una guitarra bien ejecutada. Es un momento de paz que no tiene precio y que algunos tuvieron el privilegio de vivir en la primera noche del II Festival Internacional de Guitarras, realizado este miércoles en el Teatro Nacional “Rubén Darío”. La noche empezó a lo grande. El dúo nicaragüense Aranjuez abrió la velada con tres temas. Se robó los aplausos el joven mexicano René Moreno, quien interpretó dos grandes clásicos: “Invocación y Danza” de Joaquín Rodrigo y “Anyway” de Roland Dyens.

El dueto de guitarristas Aranjuez está conformado por Elvis Bendaña, un joven nicaragüense, primero en interpretar el concierto para guitarra y orquesta “Fantasía para un gentil hombre” de Joaquín Rodrigo. Además ha representado a Nicaragua en Costa Rica y Honduras. El otro integrante es Miguel Norori, también profesor de guitarra en la escuela Orfeon, es miembro de la Orquesta de Guitarras de Nicaragua y del cuarteto de guitarras Scherzo. Ambos han representado al país en el extranjero y han ofrecido varios conciertos en las salas más importantes.

Serranito
Para dejar su cuarta visita bien marcada, el guitarrista de flamenco, Víctor Monge “Serranito” tocó por una hora. Su relación con la guitarra es de antaño y su intervención fue memorable.

Después de su intervención se dirigió al público para agradecer por el apoyo y expresar lo bien que se siente en suelo nica. Durante la noche, entre cada tema, Serranito hablaba con el público. Compartía sus experiencias y dejaba entrever su pasión por el flamenco. Uno de los temas de la noche fue compuesto especialmente para ser dedicado al escritor García Lorca, se trata de “Romance para un poeta”.

Serranito es uno de los guitarristas más premiados y condecorados de la historia del flamenco. Autor de 18 trabajos discográficos y numerosos conciertos.

El éxito obtenido y el reconocimiento universal es indiscutible. Lo avalan sus actuaciones en Francia; en Londres; y en diversos espacios de Japón, Estados Unidos, Australia, Rusia, así como en todos los países de Europa. Él considera que la guitarra es una de las expresiones artísticas más bellas del mundo del arte, que ha sido base para inspirar a poetas, pintores y músicos de otras culturas.

En su concierto recorrió gran parte de la geografía flamenca de Andalucía y de España con estilos como la taranta, la soleá, bulerías, alegrías y rondeña.