•   LOS ANGELES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cantante de Calle 13, Residente, arremetió la noche del jueves contra varios mandatarios cuando condujo la octava entrega de los premios MTV Latinoamérica en Los Ángeles, donde pidió a Cristina Kirchner "dejar el bótox", nominó a Hugo Chávez "mejor artista pop" y calificó a Alvaro Uribe de "paramilitar". Pero si varias de las críticas las mostró en leyendas en sus camisetas, sobre la tarima disparó su artillería más pesada contra el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, que ayer confrontó un masivo paro general en la isla donde nació esta agrupación juvenil.

"Como dijo el gran filósofo argentino Diego Armando Maradona, a toda la gente que no creyó en mí, que me la mame", señaló René Pérez, alias Residente, al recibir uno de los premios Premios MTV Latinoamérica, emulando la polémica conferencia de prensa de Maradona luego de la clasificación de Argentina al Mundial Sudáfrica 2010.

Cada vez que el cantante que se alzó con la lengua MTV a Mejor Artista Urbano subió a la tarima se cambió la camiseta con alguna de las frases que le enviaron sus seguidores por Twitter: "Chávez nominado a mejor artista pop"; "México nunca olvida, 2/oct/68", en alusión a la matanza de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco; "Micheletti = Pinochet" y "Mercedes Sosa sonará x100pre".

"Uribe paramilitar" decía la camiseta que usó para desfilar por la alfombra roja de estos premios que por primera vez en los ocho años de existencia se celebró en una ceremonia "multiciudad" en la que alternó con grabaciones de galas celebradas anteriormente en Buenos Aires y Bogotá.

Al presidente mexicano Felipe Calderón le pidió acciones desde la tarima: "La gente no quiere campos de golf, ni aeropuertos, la gente quiere alimentos. Que el presidente se ponga a trabajar, ¡viva México cabrones!", gritó.

Al asegurar que se hacía eco de una mensaje que recibió en Twitter, leyó: "Que Kichner se dejara de inyectar bótox", en referencia a la presidenta de Argentina.

Las palabras más duras las reservó no obstante para el gobernador de Puerto Rico, Luis Furtuño, que ordenó el despido de 17.000 empleados públicos para reducir un déficit fiscal que alcanza los 3.200 millones de dólares, en momentos que el índice de desempleo alcanza al 16% de la población activa. "América Latina no está completa sin Puerto Rico y Puerto Rico no es libre. Hoy 15 de octubre los puertorriqueños marcharon contra el desempleo, porque el gobernador de Puerto Rico los dejó sin trabajo y el gobernador de Puerto Rico es un hijo de la gran puta. Yo lo puedo decir porque sé y porque tengo influencia. Hoy los puertorriqueños estamos de pie", dijo en una de las conducciones de estos premios que será inolvidable para ese canal.