•  |
  •  |
  • END

El País

Un hombre alemán, de 26 años, ha sido detenido por el FBI acusado de extorsionar a la modelo Cindy Crawford, a quien le pedía 100 mil dólares para no difundir unas fotos de su hija en las que aparecía maniatada y amordazada.

La fotografía que ha servido como instrumento de extorsión fue tomada, aparentemente, de forma inocente hace más de un año. Kaia, la hija de siete años de Cindy Crawford y Rande Gerber, jugaba a policías y ladrones con su niñera, que la ató y amordazó a una silla y tomó una fotografía de ella. Según los documentos judiciales, la niñera le pasó la foto al ciudadano alemán Edis Kalayar, que intentó extorsionar a Crawford y a su marido. En un comunicado, la portavoz de la supermodelo, Annett Wolf, ha anunciado que la pareja “tomará todas las medidas legales posibles contra cualquiera que ayude al culpable en la distribución o venta de la fotografía de su hija”.

Fuentes de la investigación indican que fue la misma Kaia la que contó a sus padres que la fotografía la tomó su antigua niñera mientras jugaban en casa.

Edis Kalayar ha sido extraditado a Alemania y si es condenado por el delito de extorsión podría enfrentarse a una condena de dos años de prisión.

Cindy Crawford y Rande Gerber se casaron en 1998 y tienen dos hijos fruto de ese matrimonio: Kaia, que actualmente tiene ocho años, y Presley, de 10.