•   CABO CAÑAVERAL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El transbordador espacial Atlantis despegó hoy con seis astronautas a bordo rumbo a la Estación Espacial internacional (ISS), a donde transporta equipos de mantenimiento, en la quinta y última misión de una nave estadounidense en 2009. Atlantis despegó desde su plataforma de lanzamiento a las 14H28 (19H28 GMT), como estaba previsto, en el Centro espacial Kennedy, cerca de Cabo Cañaveral, en Florida.

"De parte de los equipos del Centro espacial Kennedy les deseo buena suerte y buen viento", declaró poco antes del despegue el director del lanzamiento, Mike Leinbach, a la tripulación, encabezada por el comandante Charlie Hobaugh.

Se trata del primer lanzamiento realizado al primer intento en 2009. Los cuatro lanzamientos anteriores de transbordador debieron ser postergados en varias oportunidades debido a motivos técnicos o por malas condiciones climáticas.

Atlantis alcanzó la órbita terrestre en ocho minutos y medio, a 225 km de altitud y tiene previsto acoplarse a la estación espacial el miércoles a las 16H53 GMT. La estación se encuentra a 354 Km de altitud. La misión (STS-129) de 11 días está destinada a entregar la mayor cantidad posible de materiales de repuesto pesados y voluminosos para continuar con el mantenimiento de la ISS -cuya construcción está casi terminada- antes de que estos transbordadores queden en tierra para siempre.

El transbordador lleva así 12 toneladas de piezas y materiales de repuesto, entre las cuales dos plataformas que serán acopladas a la estación para almacenar estos elementos. Estas tareas y otras requerirán de tres salidas orbitales de seis horas y media cada una, por equipos de dos astronautas.

Luego de esta misión, sólo quedarán seis vuelos antes del retiro permanente de la flota en setiembre de 2010 o en el primer trimestre de 2011 a más tardar. El transbordador sigue siendo el único vehículo espacial capaz de transportar equipamiento pesado y voluminoso indispensable para el mantenimiento de la ISS, que se espera siga operativa probablemente hasta 2020.

Entre las piezas de repuesto se encuentran dos giroscopios necesarios para la estabilidad de la estación, dos reservas de nitrógeno indispensables para el sistema de climatización y una reserva de oxígeno destinada a la cámara de descompresión de la ISS en la cual se alojan los astronautas antes de efectuar una salida espacial.

La ISS es un proyecto en el que participan 16 países, de un costo de 100.000 millones de dólares, financiado mayormente por Estados Unidos. Una vez que la flota no vuele más, Estados Unidos dependerá principalmente de las naves Soyuz rusas para transportar a sus astronautas a la ISS hasta que la cápsula Orion y su lanzador estén operativos en 2015. Pero este programa, Constellation, es incierto ya que está siendo estudiado por la Casa Blanca y una comisión de expertos concluyó que el presupuesto asignado es insuficiente.