•  |
  •  |
  • END

Los estilos de rines encontrados en el mercado secundario son considerados por los consumidores como una manera de personalizar sus vehículos; las diferencias de éstos, con los rines originales pueden ser significativas y cambian radicalmente el aspecto del vehículo. Luego vienen las consideraciones de diámetro, ancho y el offset correcto para el vehículo y apropiado para el tamaño de neumático deseado.

Mientras que todos los estilos de rines evolucionan, existen algunos “clásicos” que pareciera que el tiempo no pasa por ellos. Dentro de éstos encontramos rines con cinco brazos o rayos básicos, seis rayos y los diseños con rayos cruzados. Además, la apariencia de la mayoría de estos rines clásicos ha evolucionado de los rines de carreras, y así los diseños cumplen funciones. Esto significa que el diseño básico ayuda a los ingenieros a balancear estilo, fortaleza y peso. También existen rines o aros de “moda”, que al igual que la ropa, cambian su apariencia dependiendo de la temporada del año. En muchos de estos rines, la función va después de la moda. En estos casos el diseño (no la ingeniería) pone mayor énfasis en el estilo que en el peso. Adicionalmente, debido a que éstos rines de “moda” poseen un corto ciclo de vida, el diseño que reciben los ingenieros tiene más énfasis en la habilidad de producirlos en volúmenes pequeños a costos razonables. Infortunadamente, esto imposibilita el uso de las tecnologías más avanzadas.

Sin embargo, no es muy obvia la función del peso del rin en referencia al andar general del vehículo, rendimiento y sensación al manejar. Muchos vehículos nuevos reemplazan los rines de acero menos costosos con rines de aleación de aluminio.

Desde el desarrollo de los rines “mag” (utilizaron magnesio para reducir el peso del rin en los autos de carreras de los años 50), rines livianos, son utilizados en todo tipo de carreras (donde son permitidos) para mejorar el rendimiento del vehículo. El nombre genérico “mag” continúa en uso, pero la mayoría de los rines de aleación de magnesio son muy frágiles para el uso diario en las carreteras y las opciones de sus acabados finales son mínimas, permitiendo solamente acabados de pintura o pulidos (debido a que el magnesio tiende a oxidarse, los rines de aleación de magnesio necesitan ser pulidos con frecuencia). Actualmente, el uso más común de los rines de magnesio se encuentra en Champ Cars, Indy, Fórmula 1 y autos GT. Los equipos de competencia prueban y monitorean los rines constantemente, para identificar su fortaleza y durabilidad entre los diferentes eventos. Los rines “mag” utilizados en carreras de autos contemporáneas, son forjados o utilizan un proceso de fabricación de tecnología avanzada y una aleación especial de magnesio que reduce el peso, a la vez de mantener la habilidad de manejar cargas pesadas. Afortunadamente, los fabricantes de rines, también han desarrollado rines livianos de aleación de aluminio que proporcionan durabilidad apropiada para las carreteras y gran cantidad de acabados, al mismo tiempo de reducir el peso.

El peso total del vehículo es la suma de todas sus partes y afecta su habilidad de acelerar, frenar y tomar curvas. Reducir el peso total mejora el rendimiento del vehículo, ya que, hay menos peso que controlar y por lo tanto, se requiere menos energía. La masa no suspendida es el peso debajo de los resortes (rines, neumáticos y frenos) que se mueve hacia arriba y abajo, a medida que, el vehículo rueda sobre superficies disparejas o al inclinarse al tomar curvas. Al disminuir este peso, los resortes y amortiguadores trabajan con mayor eficiencia al controlar los movimientos de la suspensión. Además, el peso rotativo del vehículo, que incluye todas las partes que giran en el sistema de impulsión, desde el cigüeñal hasta los rines y neumáticos, puede ser reducido. Esto da como resultado un mejor rendimiento del vehículo, ya que se requiere menos energía para aumentar o disminuir su velocidad.


www.tirerackespanol.com