•  |
  •  |
  • END

La Escuela de Marimba “Flavio Galo” dedicó el domingo su duodécima promoción a la salud del cantautor Salvador Cardenal, quien continúa delicado de salud. Al acto asistieron los hijos del artista, Salvador Joaquín y Guillermo Nicolás, también su esposa Martha Mejía.

De la promoción egresaron 30 niños y jóvenes en el arte de tocar la marimba cromática y ocho en la especialidad de guitarra.

El padre Otto Paz del Hogar Zacarías Guerra hizo la invocación a Dios al tiempo que dedicó una oración por la salud de Salvador Cardenal. La Escuela Flavio Galo en los 13 años que lleva formada ha preparado a unos 700 niños y jóvenes en el arte de tocar la marimba cromática (de doble teclado) y ayer fue la primera promoción en el manejo de la guitarra. Los promocionados hicieron gala de su aprendizaje interpretando varios temas musicales de Salvador Cardenal.

La promoción se convirtió en una velada musical donde los graduandos interpretaron la primera pieza musical que aprenden todos los alumnos de la escuela: “La mora limpia” de Justo Santos, un tema tan representativo como el himno nacional de
Nicaragua. Este tema fue ejecutado por los alumnos más nuevos. También se escucharon piezas como “El viejo y la vieja” y “El grito del borracho”, una recopilación de Felipe Urrutia.

La dirección de la Escuela Flavio Galo difundió un video con una entrevista que hace pocos días le hizo a Salvador Cardenal la directora del centro, Elizabeth Galo. Salvador en su mensaje instó a los estudiantes seguir afinando el manejo de la marimba y lo calificó como “un instrumento autóctono que refleja la identidad de Nicaragua”.