•   BUENOS AIRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Solange Magnano, ex Miss Argentina 1994 y modelo internacional, murió a los 38 años por una embolia pulmonar originada a raíz de un tratamiento estético en los glúteos, en un país donde las cirugías de embellecimiento crecieron un 60% desde 2003.

Magnano, quien vivía con su marido y sus hijos mellizos de ocho años en la provincia de Córdoba (centro), falleció en un sanatorio de la periferia sur de Buenos Aires, tras permanecer internada en estado crítico en una sala de terapia intensiva, dijo ayer lunes un allegado a la familia.

La modelo había ingresado de urgencia en el sanatorio la madrugada del viernes, con un cuadro de embolia pulmonar, tras haberse sometido el jueves a un tratamiento de relleno en los glúteos con inyecciones de una sustancia denominada polimetilmetacrilato en un centro estético de Buenos Aires.

"El jueves se fue a hacer el tratamiento. Fue sola porque creía que era una pavada (algo simple)", afirmó a la prensa Guillermo Azar, productor de desfiles del diseñador Roberto Piazza, con quien trabajaba la modelo.

Argentina está entre los primeros cinco países del mundo por cantidad de cirugías estéticas, y en los últimos años se transformó en receptor de extranjeros que llegan para realizarse esas intervenciones quirúrgicas atraídos por los bajos precios y la medicina de calidad.

Unas 50,000 cirugías con fines de embellecimiento se realizaron en 2008, lo que representó un incremento de 60% respecto de 2003, según fuentes médicas.

Concejal en coma

Un caso que conmocionó recientemente al país fue el de la concejal (parlamentaria comunal) de Chaco (norte) María Alejandra Carballeira, quien se encuentra en estado de coma desde julio de 2008 como consecuencia de una lipoaspiración.

Magnano había ganado el concurso de Miss Argentina en 1994 y trabajado como modelo en Europa, recordó Piazza.

"Por tener la cola un poco más parada, perdió la vida una mujer que tenía todo lo que una mujer quisiera tener", dijo el reconocido diseñador, quien reclamó que se investigue el fatal desenlace.

Piazza señaló que "el líquido (inyectado en los glúteos) a las dos horas se le fue por las venas a los pulmones y al cerebro", según la explicación que le brindaron allegados a la familia de la modelo.

"Cuando me llamaron me dijeron que estaba en un estado malísimo", agregó el diseñador, amigo de Magnano, quien comenzó su carrera de modelo en la adolescencia.

Procedimiento riesgoso

"El procedimiento que eligió esta modelo tiene sus riesgos. No creo que se lo haya hecho con ningún profesional idóneo en un centro especializado, porque no es un procedimiento que esté avalado científicamente", dijo Juan Carlos Seiler, ex presidente de la Sociedad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

Tras su paso por Europa, Magnano se radicó en la ciudad cordobesa de San Francisco, donde había vivido en su infancia, y donde desde hace dos años dirigía una escuela de modelos.