• PARIS |
  • |
  • |
  • AFP

Varios militantes de la organización ecologista Greenpeace invadieron hoy brevemente los escaños de la Asamblea Nacional francesa donde se celebraba un debate sobre la Conferencia del Clima en Copenhague.

En momentos en que el ministro francés de Ecología, Jean Louis Borloo, concluía su intervención, más de una decena de militantes ecologistas que estaban sentados entre el público, se quitaron la ropa y mostraron camisetas con el logo de Greenpeace mientras agitaban banderolas amarillas que decían: "Aux actes, Monsieur le présidente" (Queremos hechos, señor presidente). En medio del revuelo generalizado, una militante logró descender desde las tribunas del público con una cuerda hasta el hemiciclo antes de ser evacuada por la fuerza, al igual que sus compañeros. La sesión fue interrumpida brevemente y todo el público evacuado.

Horas antes, militantes de Greenpeace se habían subido al techo de la Asamblea Nacional, a un costado del Sena. "Copenhague no puede fracasar. Hoy nada está perdido. Todas las opciones están sobre la mesa", afirmó Greenpeace en un comunicado en el cual reclamó al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que lleve a la conferencia climática objetivos ambiciosos como "reducir las emisiones francesas en 40% antes de 2020 y aportar 4.200 millones de euros anuales con los países en desarrollo".