•  |
  •  |
  • END

Si hay algún dispositivo del automóvil que requiere un especial cuidado en su compra y conservación, éste es la batería. El principal problema es que el mercado de las baterías es extenso y muy variado y se pueden encontrar hasta veinte marcas distintas, cada una con un precio y una calidad. ¿Cuál elegir? ¿A mayor precio, mayor calidad? Los expertos en motor aconsejan considerar las que tengan una reserva de arranque superior a 300 amperios y una buena protección que impida las fugas de ácido (sustancia que contienen en su interior), evitando así la corrosión del motor. La mejor opción de compra es la que reúne todas estas características: baterías de gama media --ni las más baratas ni las más caras-- con amperaje similar al recomendado por el fabricante o algo mayor si el vehículo cuenta con muchos dispositivos electrónicos adicionales.

Cómo cuidar una batería

* Nivel de agua. Es necesario verificar a menudo el nivel del agua y que el mantenimiento sea periódico, mínimo una vez al año.

* Corriente eléctrica. Siempre que se vaya a instalar un accesorio electrónico en el carro conviene consultar con un técnico si la potencia de la batería será suficiente, porque es posible que interese sustituirla por el aumento de demanda de corriente eléctrica.

* Sistema de carga. Revisar el sistema de carga del auto, el alterador y regulador de voltaje, para evitar sobrecargas y descargas.

* Con lluvia. La lluvia obliga a limpiar a menudo el acumulador para evitar que se ensucien los conectores y se pierda el contacto e impidiendo que se recargue la batería. Además, con la suciedad se corre el peligro de que penetre alguna impureza en el electrolito y la batería dure menos. Por eso es importante que los tapones estén bien puestos.

* Con el calor. El calor desgasta los materiales de la batería, de manera que se debe comprobar con mayor cuidado en cualquier otra época del año el nivel del agua y el limpiado de los postes.

Elementos dañinos para las baterías:

Los especialistas en motor aseguran que una batería bien cuidada y utilizada correctamente garantiza y alarga su buen funcionamiento. Para ello se debe tener en cuenta qué puede afectar a la buena salud de una batería:
* El mal funcionamiento del sistema de carga, debido a un fallo en el regulador de voltaje. Por eso se recomienda que se carguen en presencia de un experto.

* Secado de las celdas porque no tiene los niveles de agua suficientes.

* Una mala colocación de la batería, de manera que ésta pueda vibrar y la vibración es uno de los factores que más dañan a la batería, por lo que se recomienda que vaya bien sujeta al vehículo.

* Fallos en el sistema de arranque, por lo que le exige más fuerza a la batería.