•  |
  •  |
  • END

Un nuevo escándalo se suma al récord del certamen Míster Nicaragua, esta vez el representante de dicho evento, Julio Guadamuz, es señalado por supuesta estafa y perjuicio moral a la persona de Carlos Roberto Bravo Boza, quien fuera electo Míster Nicaragua 2009.

Según el doctor Denis Plata Bravo, apoderado de Bravo Boza, Guadamuz tras la celebración del concurso de belleza masculina quería obligar al joven a firmar un contrato cuyas cláusulas lesionaban sus derechos por lo que está dispuesto a interponer formal denuncia en los juzgados, a más tardar la semana próxima.

Dicho evento se llevó a cabo el año pasado, fue público, toda Nicaragua se enteró que resultó electo Bravo Boza. Desde entonces “hemos estado esperando que el señor Guadamuz firme o proponga un contrato o, simplemente nos sentemos a negociar, pues los contratos no se hacen con imposiciones”, afirmó Plata.

Aseguró que durante todo este tiempo el señor Guadamuz se ha negado a discutir las especificaciones y acuerdos “porque lo que no le venga a una de las partes se discute como la gente, entonces el señor Guadamuz se retiró abruptamente diciendo barbaridades, cosa que me sorprendió, porque me dejó con la tarjeta de presentación de mi oficina legal en la mano”, recordó y agregó que “hasta la fecha el individuo no ha querido suscribir ningún contrato de Míster Nicaragua 2009 que actualmente es mi cliente”.

¿Y los premios?

El Dr. Plata denunció que su apoderado legal no recibió las gratificaciones prometidas a quien ganara el título Mister Nicaragua 2009. “Te dan una computadora, un carro o un colchón por parte de las casas comerciales, y ni una sola entrega de esas compensaciones a las que tiene derecho el electo, le han sido entregadas. Más bien (Guadamuz) quiso mantenerlo encerrado en una casa en Altamira, manejarlo bajo llave, y que no saliera de ahí”.

Por otra parte, aseguró que el certamen Míster Nicaragua no existe jurídicamente hablando y menos una institución que dirija y organice este evento, “no existe ni como asociación, ni como sociedad anónima, ni como fundación sin fines de lucro. Legalmente no aparece registrado en ninguna parte. Entonces yo antes de firmar un contrato con este señor Guadamuz, le dije que me facilitara su acreditación legal porque en el contrato se firma como organizador, presidente y director, pero no menciona su nombre”, detalló.

En una carta que el doctor Plata enviara a la redacción de EL NUEVO DIARIO, a manera de aclaración dirigida a la doctora Carmenrossa Valentina García Avilés, representante legal de Guadamuz, menciona que ponen a su cliente en el anonimato, refiriéndose a la propuesta de contrato que Guadamuz presentara. Literalmente dicta: “En la cláusula I; usted manifiesta que mi cliente se adhiere a todo el cuerpo contractual dándome la impresión de ser un contrato de tarjeta de crédito para un uso deleznable de la persona de mi representado. Entiendo que la propuesta quiere estar dirigida a la sagrada manifestación de la voluntad libre y sin coacción alguna. La cláusula VIII, como repito, coloca a mi representado en el ANONIMATO que lo despersonaliza y vuelve a dicha cláusula totalmente en contra de la Constitución Política y firmarlo sería un instrumento absolutamente nulo”.

Referido a esto, el abogado de Bravo Boza dijo que Guadamuz asegura tener la franquicia de Míster Nicaragua en nuestro país, “pero ¿dónde está? Porque si manda a representarnos en un evento internacional, tiene que presentar la acreditación oficial, si Nicaragua es un país serio. Yo hablaba con el doctor Julio Centeno, Fiscal General de la República, sobre esta situación y voy a mandarle copia de lo pertinente para que la Fiscalía General de la República investigue un posible delito social”, externó.

Tres días tiene la denuncia que haya hecho el doctor Plata ante los medios de comunicación.

“Esta mañana la asesora legal de Guadamuz, me habló y está en total desacuerdo con el contrato… me manifestaba que no existe efectivamente ningún documento y ningún reglamento, y este señor viene y decidió poner a otro muchacho de Matagalpa”… ¿Con qué potestad?, se preguntó el abogado, “parece que como no firmamos su contrato, cambió a mi cliente”, expuso.

El plan del representante legal es denunciar formalmente por presunta estafa a Julio Guadamuz, algo que hará dentro de cuatro o cinco días laborales, según afirmó, “porque tengo que ser cuidadoso en la exposición que se le va a hacer al fiscal general de la Nación, pues no estamos acusando en este momento, pero sí vamos a denunciar”, subrayó.

Quisimos escuchar el sentir del joven Carlos Bravo, pero su representante legal dijo que está manejando esta situación a través suyo.

Guadamuz sorprendido, pero confiado

Al conocer sobre la posibilidad de ser citado a los juzgados para responder por cargos de estafa y perjuicios a la moral del destronado Mister Nicaragua, Carlos Roberto Bravo Boza, el representante de la llamada Organización Mister Nicaragua, Carlos Guadamuz, conocida figura del fashion nica, se declaró “consternado” y “sorprendido”, pero luego él mismo se reconfortó expresando: “que lo piense bien porque el perjudicado va a ser él”.

Según Guadamuz el trasfondo de la demanda que pretende interponer Bravo Boza en su contra, es simple resentimiento por haber sido despojado del título que el 5 de octubre de 2009 lo reconocía como el hombre más guapo del país.

Su reinado no duró mucho, pues a principios del presente año la “organización” le quitó la distinción para dársela al electo como tercer finalista, Maynor Luque. Las razones que aseguró Guadamuz lo llevaron a tomar tal decisión fue la negativa de Bravo Boza a firmar un contrato en el que, entre otras cosas, tenía que ceder a la organización de belleza masculina, los derechos para manejar su imagen y cumplir ciertas normas de comportamiento.

Explica que en octubre de 2009 su abogada le envió unos avisos al electo Mister, para que firmara el contrato donde asumiría las obligaciones que demandaba la organización.

“No es un contrato violatorio” consideró Guadamuz explicando que lo que pedía al joven de 26 años y originario de Santo Tomás, Chontales, era cuidar durante un año su imagen.

Eso significa que el muchacho no debía “andar haciendo espectáculos en la calle, ni en las discotecas, ni andar de arriba para abajo”, detalló el dueño de Míster Nicaragua.

Guadamuz justificó sus peticiones alegando que “trabajar con hombres es complicado” porque son rebeldes, dados a caer en tentaciones y meterse en líos. Basado en su experiencia es que dijo ahora está tomando esas medidas, en pro de no manchar el nombre de la organización que representa.

Otro de los puntos que cree Guadamuz molestó al ex míster es no haber recibido los premios en el tiempo que él lo requirió. Una computadora portátil y un celular fueron los objetos de la discordia que ahora Guadamuz aseguró no haberle entregado debido a su negativa de firmar con la organización, incluso afirmó habérselos entregado al nuevo míster.

Señaló que Bravo Boza tampoco quería aceptar la “ayuda” de 2 mil córdobas que se le ofrecía por considerar que era un “pago de empleada”. Lo del pago no estaba contemplado en el famoso contrato, era más bien un arreglo entre las partes.

¿Tiene personería la Organización Míster Nicaragua?

“No” respondió Guadamuz explicando que es una marca inscrita en La Gaceta para que nadie pueda utilizar el nombre. A Mister Nicaragua lo maneja la agencia JEFashion Model “porque es la que tiene número Ruc, están los papeles en orden, no me voy a prestar a dime que te diré sobre esto”, enfatizó.

“Estoy cansado de que me señalen cuando la verdad es otra” resintió este controversial personaje de la farándula nacional. “Creo que Carlos debería pensar mucho las cosas antes de llamarme (a los juzgados) porque el perjudicado va a ser él… está mal aconsejado”, concluyó.