•  |
  •  |

Dice un dicho que “nadie es profeta en su tierra”, pero el cantante nicaragüense William Calderón logró ser la excepción a la regla. Organizó un concierto en su natal San Juan del Sur para celebrar el día de los enamorados y contra los pronósticos pesimistas y el escepticismo de muchos se aventuró, logrando lleno total.

“Estoy enamorado” llevaba por nombre el concierto realizado en el Restaurante El Timón, el cual inició con el tema “Perdóname”, del cantautor Camilo Cesto. “Mi Luna” y “Ángel”, también fueron parte de su repertorio, la mayoría incluidos en su disco “Retro”. También sumó temas inéditos como “Prohibido” y “Quiero saber”, los cuales corearon los asistentes al concierto.

El clímax del concierto estuvo durante la presentación con su amiga Fresia, a quien invitó al escenario para interpretar a dúo el tema “Estoy enamorado”. Sentados en el escenario, con Augusto Mejía como violinista –ésta es una figura literaria, él realmente tocaba cajón- y una atmósfera romántica a su favor, lograron conectar al público con su entorno. Concluyeron su presentación con un osado beso, acto seguido se escucharon las ovaciones.

Los amantes de esta tierra pinolera también se fueron complacidos luego de escuchar el tema “Palomita guasiruca”, exaltando así su orgullo patrio. La víspera al día de San Valentín se fue cubriendo de magia a medida que Calderón interpretaba los clásicos románticos de todos los tiempos, finalizando con el tema “Así fue”.

Muchos viajaron para verlo
Antes de iniciar el concierto, el equipo de VARIEDADES realizó un recorrido por el corazón del turismo en San Juan del Sur, la calle principal, para observar el ambiente en los diferentes establecimientos, los cuales lucían aun vacíos. Todo lo contrario pasaba en El Timón. A las nueve de la noche, no quedaba mesa vacía.

Sanjuaneños, capitalinos y turistas se habían dado cita para escuchar a la estrella de la noche. Joseph Palacios, un joven capitalino, manifestó haber viajado esos 142 kilómetros para ver a su compañero de clases cantar. Confesó ser parte de ese grupo de escépticos que no creían en el éxito de un concierto en San Juan del Sur, organizado por un artista nacional. Al final el espectáculo superó sus expectativas y la del grupo de amigos que lo acompañaron.

Para este concierto Calderón contó con la participación de Augusto Mejía en el bajo, Fabio Buitrago en la batería, Omar Suazo en la guitarra y César Rodríguez en el teclado. También contó con el apoyo de la Alcaldía de San Juan del Sur, los dueños de Restaurante El Timón y el Hotel La Estación. Todos apostaron al talento del artista con el objetivo de promover los valores culturales de ese destino turístico.

Entre las virtudes que William Calderón demostró tener arriba del escenario se encuentra la interacción con el público, armonía con los músicos que los acompañaron y su proyección en la plataforma como todo un divo de fama internacional, incluso se dio el lujo de llevar temas de reserva, confiado en que la gente gritaría “¡otra, otra!” como pasa en los conciertos de artistas internacionales. Al final así fue, su público lo aclamó y no se hizo de rogar, ya tenía un “as bajo la manga”, pero eso era parte del show.