•  |
  •  |
  • END

Por la crisis de su enfermedad, denominada Crioglobulinemia mixta tipo II, nuestro gran talento nicaragüense, fiel amante de los recursos naturales, unos de los principales promotores del cuidado de nuestro medio ambiente y enamorado del amor, Salvador Cardenal Barquero conocido como “Boyoi”, se encuentra internado en cuidados intensivos del Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, desde la noche del miércoles, según confirmaron fuentes allegadas al artista.

La acertada nomenclatura del Dúo Guardabarranco compuesta por Salvador Cardenal y su hermana Katia Cardenal, ha sido desde antaño la bandera más representativa de nuestro país, pues juntos han viajado con sus voces, su pasión, su sensibilidad y su amor a la naturaleza y a la patria, a distintos rincones del mundo.

Pero lastimosamente una de esas piezas que compone este inolvidable dúo se encuentra batallando por vivir, por continuar en la ardua e incansable lucha de aportar un poco más de su calor humano, de seguir dando ese ejemplo de entrega y disponibilidad para ayudar a los necesitados de su pueblo.

Ayer, antes de cerrar edición, EL NUEVO DIARIO confirmó que Cardenal está sedado y sus riñones están muy mal.

Aunque recopilamos algunos datos de días previos de ser internado, que dicho sea de paso, no es la primera vez que pasa a cuidados intensivos. “El día que grabamos el video clip del Teletón”, recuerda Luis Pastor González, cantautor nicaragüense, “estuve platicando con él y lo vi bien a pesar que andaba una infección en los ojos… me dio mucha alegría su disponibilidad de grabar la canción y el video”, señaló y enseguida confesó quererlo mucho, además que “lo admiro montones y estamos con él en oraciones, espiritualmente”, aseguró.

Así como González, existe no solo en nuestro terruño, sino internacionalmente, una gran admiración por este destacado compositor, poeta, pintor y ecólogo; por sus actitudes, entrega y ganas de vivir.

Es por esto que “sus amigos tenemos que luchar también con él”, añadió Luis Pastor quien está sorprendido y compartió ese sentimiento con este rotativo, cuando vio llegar a Salvador al estudio a grabar la canción de Teletón después de una diálisis en el hospital. “Eso no lo hace cualquier persona, solo un artista con la sensibilidad humana de Salvador Cardenal”, opinó muy acertadamente.

Esa admiración, solidaridad y el suministro de “combustible” para que “Boyoi” siga viviendo ha sido demostrado en grandes masas, y es que el pueblo de Nicaragua por medio de toda la comunidad de artistas, familiares, amigos, colegas, conocidos, fanáticos y uno que otro que recién le conoce y escucha sus canciones, se han abalanzado a formar parte de las actividades, que desde que se supo oficialmente del mal que le aquejaba al artista, fueron puestas en marcha para recaudar fondos y contribuir para los gastos a los que recurre por sus tratamientos.

Su carrera musical

Inicia su ejecución de la guitarra a los 17 años, cuando recibe este instrumento como regalo al iniciar sus estudios en Panamá como novicio jesuita. Deja el seminario por la guitarra y se dedica a componer sus propias canciones en 1979.

Regresa a Nicaragua con la Revolución en pleno y se integra tanto a los cortes de café, como a la cruzada de alfabetización impregnándose de la naturaleza y la realidad de un país en zozobra.

Es reconocido como pionero del canto ecológico en Nicaragua. En 1980 conforma el Dúo Guardabarranco junto a su hermana Katia Cardenal. Desde sus inicios fueron integrándose a la vida cultural de Nicaragua y al movimientos de cantautores de Latinoamérica, participando en festivales de canciones folk y políticas, su canto de amor en todas las expresiones, los han llevado a más de 30 países del mundo.