•  |
  •  |
  • END

El Club del Clown reabre sus clases a través del proyecto social Carpa Escuela de Circo que tiene por objetivo formar gratuitamente a talentos el arte circense. Nos visitaron profesores de circo en sus distintas ramas, y hoy te enteramos de qué se trata y hacia quienes está dirigido.

Los dos profesores que se presentaron para compartir experiencias son graduados en los años 80 y 90. Nos referimos a Ramiro Barrera especialista en la preparación física y quien es conocido como el payasito “Titi”, y al experto en equilibrio Ernesto Ayala, conocido como “Pini”. Ambos, acompañados por el director del Club del Clown, Tito Aguirre conocido como “Dr. Kelo Kura” detallaron sobre las modalidades de enseñanza para esta nueva etapa de la Carpa Escuela de Circo.

Para el curso diurno, Aguirre especificó entre los requisitos para aplicar la edad que va de 9 a 18 años, que estén estudiando y presenten la autorización de los papás. “Todos los que apliquen deben hacer el examen de aptitudes. En esta modalidad hay cursos matutinos que van de las 8:00 a 11:00 a.m. y vespertinos en horario de 1:30 a 4:30 p.m.”, señaló el experto de la risa.

Además el Club del Clown tiene otra modalidad llamada “Talleres libres” donde pueden llegar los chavalos dos veces a la semana, en esta no hay requisitos que cumplir, pues “lo que queremos es que ellos salgan de la calle, de la vagancia y que no tienen un escape al riesgo, entonces ofrecemos esta opción de 9:00 a 11:00 a.m. y de 2:00 a 4:00 p.m.”, agregó Aguirre.

Aguirre nos platicó que la primera clase es de preparación física para elasticidad, salto, resistencia, fuerza entre otras, puntos que ser bien desarrollados. Esta es la primera clase para después pasar después a los demás cursos.

Los géneros que se estudian son malabarismo, equilibrio, acrobacia, comicidad, payasística, aéreos y preparación. Como clases complementarias reciben danza y actuación. Ya arrancó el proceso de matrículas.

Otros participantes en los cursos

Pero no solo aparecerán en escena Ramiro Barrera, Ernesto Ayala y Tito Aguirre, sino que están en la jugada otros profesores como Marlon Martínez, profesor de comicidad y cuyo nombre de payasadas es “The boy”, asimismo se enlista Crecencio Velásquez profesor de malabarismo conocido como payasito “Pirulín”, el profesor de acrobacia Juan Antonio Centeno “Cominillo”. Completan el equipo la profesora Aracely Martínez quien cultiva a los muchachos en el área de la danza.

Barrera y Ayala, son un testimonio viviente de cómo la vida circense les cambió la vida. Barrera, nos comparte que desde que volvió de Cuba de trabajar en un circo, comenzó un proceso de alcoholismo pero se armó de voluntad y terminó su curso de circo en Nicaragua en los años 80, y empezó a rehabilitarse con la ayuda de Dios y la profesión.

Para Ayala, la vida también dio un giro de 180 grados pues andaba por las calles de Managua lustrando, vendiendo cigarros, buscando la vida como fuera, pero un día llegó al circo nacional a pedir trabajo y ahí empezó su carrera, recordó. “Lo que queremos con este proyecto es que la fórmula que se aplicó con estos chavalos, se pueda aplicar con los chavalos de ahora”, refirió Aguirre.

Y es que en esta nueva etapa, el Club del Clown está recibiendo el apoyo de la Alcaldía de Managua, quien se encarga de la planilla de los profesores que el Club del Clown proporciona y Mi Familia, que se encargan de captar a los posibles estudiantes para llevarlos a la escuela.

La Carpa Escuela de Circo ubicada cerca del Parque las Madres contiguo a la Biblioteca de la Alcaldía. Las matrículas son en esta misma localidad y en cuanto se inscriben inician las clases. Aguirre destacó que “siempre, aun sin recursos, este proyecto llamado Escuela de Carpa Circo ha sido ejecutada gratuitamente para darle una alternativa a los chavalos”.