•  |
  •  |
  • END

El escenario de Nuestra Belleza Latina se llenó de belleza cuando las participantes de la cuarta temporada hicieron su primera aparición, vestidas en tonos morados, lilas y rosas. El invitado de la noche fue Chayanne, quien no solo sacó los suspiros de Giselle Blondet, Greidys Gil y todas las chicas, sino que enamoró a todas las presentes en esta primera gala de la temporada.

Giselle Blondet, la presentadora del programa, apareció en el escenario vestida con un modelo de Silvia Tcherassi para presentar al panel de jueces que en esta oportunidad está conformado por Osmel Sousa, Lupita Jones y Julián Gil. El nuevo juez dijo estar feliz de volver al show y de poder alimentar su pupila viendo a las chicas en traje de baño. Greidys Gil desfiló con su corona y dijo sentirse muy emocionada de volver a estar en ese escenario. En cada gala, la actual reina nos traerá todos los pormenores tras bastidores y, desde la sala de maquillaje, entrevistará a los artistas invitados.

Bellas y talentosas
La primera eliminación de la noche fue por la prueba de coreografía. El maestro, Aníbal Marrero, separó a las chicas en grupos y cada uno tuvo que hacer un baile. De esta prueba 10 participantes quedaron en peligro de ser eliminadas, pero al final tres se salvaron y siete dijeron adiós a su sueño de ser la nueva reina.

La maestra de dicción, Laura Moro, también evaluó a las participantes e hizo una prueba frente a un telepronter, donde las chicas tuvieron que leer una noticia deportiva. Después de conocer a quienes quedaron en peligro de ser eliminadas por esta prueba, otras seis dejaron la competencia.

El invitado de la noche fue Chayanne, quien enamoró a la audiencia, a las chicas, a Giselle y a Greidys con su tema “Me enamoré de ti”.

Las chicas que hasta este momento quedaban en la competencia presentaron su primera prueba de talento. Unas bailaron, otras modelaron, otras cantaron, otras actuaron y otras presentaron un talento especial y original.

En esta prueba, aunque fue individual, las participantes fueron separadas en grupos. Después de que cada una se presentó, las chicas votaron por el peor talento y las que obtuvieron mayor cantidad de votos quedaron en peligro de ser eliminadas. Sin embargo, los jueces tuvieron la potestad de salvar a aquellas a las que les ven potencial para ganar la corona. Después de esta tercera ronda de eliminaciones, quedaron 40 jóvenes en la competencia.

Ya había pasado la eliminación por la prueba de coreografía, por la prueba de dicción y por la prueba de talento con el voto de sus compañeras. Ahora era el turno de que los jueces hicieran una evaluación y redujeran un poco más el tamaño del grupo. Según Osmel, el jurado nominó ‘a las 10 chicas que no deberían estar aquí’.

En esta presentación ante los jueces, para algunas fue el final y otras recibieron una nueva oportunidad para continuar en el show.

Para terminar esta primera gala, con todas las de la ley, las 35 semifinalistas desfilaron en traje de baño.