•  |
  •  |
  • END

Han pasado 50 años desde que la película Psicosis de Alfred Hitchcock fuera lanzada a un mundo a punto de ser aterrorizado. Incluso si usted nunca vio el filme, es muy probable que haya sido expuesto a su popular influencia.

Hitchcock se había hecho un nombre como “el maestro del suspenso” con brillantes películas de misterio como “La ventana indiscreta” e “Intriga internacional” pero Psicosis era algo completamente diferente, algo que la mayoría de los habituales fanáticos del cine nunca habían visto.

Con sus estremecedores arrebatos de violencia y su provocativa sexualidad explícita, Psicosis desafió los estrictos límites de la censura de ese momento así como los nervios de la audiencia, y se convirtió en el mayor éxito en la carrera de su director.

A partir de este filme, los principales directores fueron conscientes del potencial en las boleterías que tenían el sexo y la violencia y siguieron la tendencia.

Violencia gráfica

El crimen en la ducha es posiblemente la escena más famosa en la historia del cine.

David Thomson, autor del libro “El momento de Psicosis: Cómo Alfred Hitchcock enseñó a Estados Unidos a amar el asesinato”, ha dicho que esos 45 segundos todavía clasifican en el ranking de “las escenas más violentas jamás filmadas en el cine estadounidense”.

Según el libro “Historia de la escena”, de Roger Clarke, “cambió el cine para siempre”.

Durante los primeros 45 minutos la audiencia ha seguido a Marion Crane, protagonizada por Janet Leigh, y ha construido un vínculo con su personaje, supuestamente el personaje principal de la película.

Luego, en una brutal y eléctrica escena, mientras Marion se prepara para ir a dormir con una ducha en el decrépito Motel Bates, es asesinada a cuchilladas por quien parece ser una anciana.

“Ellos (la audiencia) jamás habían visto algo parecido, el asesinato de un personaje principal casi en la tercera parte de la trama provoca un auténtico shocky una sensación absoluta de desorientación”, explica Michael Brooke, curador del Instituto del Cine Británico.

Psicosis fue filmada en blanco y negro, algo inusual para Hitchcock en esa etapa de su carrera, un poco para reducir costos pero también para que lo gráfico de esa escena fuera más digerible. Él sabía que manchas de sangre roja en las paredes y en el suelo no hubieran pasado la censura.

“La escena de la ducha en colores en 1960 hubiera sido imposible de exhibir”, dice Brooke y agrega que Psicosis “abrió las compuertas” para la violencia en la pantalla, allanando el camino para el baño de sangre de “Bonnie and Clyde” y “La pandilla salvaje” a fines de los 60 hasta las películas de hoy en día como “Hostel” y “Saw”.

Es un reflejo de los cambios en la clasificación de la violencia el hecho de que Psicosis fue catalogada en 1960 en el Reino Unido con una “X” --sólo para adultos-- y hoy en cambio está considerada “para mayores de 15 años”.

Simpatía por el asesino

Su influencia puede verse particularmente en películas cuyo uso de la música evoca el sentido de una amenaza y de algo oculto que nos impactará, como en “Tiburón”.

Ésta no fue la única manera en la que el éxito de Steven Spielberg de 1975 fue influenciado por Psicosis, dice Brooke.

“Cuando hicieron Tiburón, uno de los objetivos que perseguían era que las playas de EU se vaciaran tanto como las duchas de los moteles después del estreno de Psicosis”, concluye el curador.


Fuente: BBC Mundo.com