•  |
  •  |
  • AP

Los cineastas alrededor del mundo enfrentan un enemigo en común: la maquinaria del cine comercial hollywoodense que acapara el resto de las producciones. El director iraní de ''La virgen de los sicarios'', Barbet Schroeder, no es la excepción.

''Las producciones estadounidenses son el problema número uno del cine en cualquier país'', se quejó el realizador nominado al Oscar en 1991 por ''El misterio de von Bulow'' (''Reversal of Fortune'') en una rueda de prensa en México, donde presentó su documental ''L'Avocat de la terreur'' (Abogado del terror).

Por ello, dijo Schroeder, es necesario que los gobiernos apoyen la industria del cine, que para él es su ''elixir de vida y pasión''.

''Se necesita un público, buenas salas... y la ayuda del Estado'', señaló en un español fluido, al tiempo en que lamentaba que la falta de apoyo y subsidios económicos hayan dado al traste con el cine en países como Japón.

Schroeder, cuyos créditos incluyen ''Murder by numbers'' y ''Mujer soltera blanca busca'' (Single White Female), dijo que lo que más le enorgullece de su carrera es haber tenido la oportunidad de rodar películas distintas entre sí y bastante inusuales.

''No quiero estar agarrado a un sólo tema, quiero sorprenderme y empezar aventuras nuevas'', manifestó con la expresión de un niño ilusionado.

Presenta documental en Cannes
Sobre su documental en torno al abogado Jacques Vergès, quien tiene vínculos con actos terroristas y ha tenido entre sus clientes a líderes políticos alrededor del mundo acusados de genocidios, dijo que lo escogió por ser un ''personaje complejo y rico''.

''Hay pocos personajes fuera de la ficción que son así'', aseguró.

A su historia ''de 'thriller' político'' le introdujo además una dosis de humor para alcanzar un equilibrio.

Relató que el abogado vio la versión final y que al principio no le gustó, pero después dijo que se trataba de ''algo importante'' porque se trataba de él, lo que refleja su personalidad ególatra, relató el director.

Además de dar a conocer su documental, Schroeder está en la etapa de postproducción de una película que filmó en Japón y que llevará por título ''Inju''.

''Es una película importante'' en la que se invirtieron 12 millones de dólares y que trata sobre la rivalidad de dos escritores famosos, uno de los cuales ''es amoral y muy malo'', adelantó sobre la historia, escrita por Jean-Armand Bougrelle y Rampo Edogawa.

Indicó que para este rodaje contó con un equipo de unas 100 personas y que espera que esté listo en septiembre, aunque es posible que pueda estrenarse en el Festival de Cine de Cannes.