•  |
  •  |
  • END

La cena de corresponsales de la Casa Blanca es uno de los eventos anuales más distinguidos y desenfadados del año. Convertida ya en una tradición por la que el presidente ofrece una gala a los periodistas que cubren la información presidencial, y a la que también asisten numerosos representantes de las artes, el pasado sábado muchas estrellas acudieron al Hotel Mayflower Renaissance en Washington, por invitación de Barack Obama.

Actrices como Scarlett Johansson, Rosario Dawson, Jessica Alba (que acudió junto a su marido Cash Warren), Ashley Judd, Michelle Pfeiffer, las protagonistas de “Sex in the city”, Cynthia Nixon y Kristin Davis; o Gabourey Sidibe, la protagonista de “Precious”, conocieron de cerca al Presidente y a la Primera Dama, vestida como una auténtica diva del cine.

Junto a ellas, personalidades como la diseñadora Donatella Versace, la famosa supuesta novia de Cristiano Ronaldo, Kim Kardashian; o la oscarizada directora de cine Kathryn Bigelow. Todas ellas derrocharon elegancia en una noche tan especial.

Los hombres también lucieron sus mejores galas, y por allí se pudo ver desfilar a estrellas consagradas de Hollywood: Alec Baldwin, Dennis Quaid o Michael Douglas, la nueva sensación del pop adolescente, Justin Bieber, los Jonas Brothers (acompañados por Danielle Deleasa, esposa de Kevin, y Demi Lovato, novia de Joe), o míticos de la canción como Jon Bon Jovi.

Además, estuvieron representantes del periodismo, como Larry King; el reportero de la CNN, Wolf Blitzer; Helen Thomas, una de las informadoras más veteranas sobre los asuntos de la Casa Blanca; el magnate Rupert Murdoch; o Arianna Huffington, co-fundadora del Huffington Post.

La velada estuvo amenizada por el cómico Jay Leno, que fue el encargado de poner el acento divertido de la noche.

Tomado de Abc. es