•  |
  •  |
  • END

Con un concierto cargado con música de Los Beatles en su segunda etapa, Llama Viva y el grupo La Calle conmemorarán este viernes 7 de mayo, en Ruta Maya, los 40 años de haberse lanzado la película “Let it Be”, un documental que saldría con el título “Get Back”.

En el documental que debía tratar los trabajos habituales del grupo a la hora de sus ensayos, pueden apreciarse las diferencias que existían en el grupo y el ambiente tenso en que rodaron la película.

El filme se grabó entre febrero y abril de 1969. Cuando se terminó de grabar, Los Beatles no querían saber nada sobre esta película, pero los ejecutivos de Apple les exigieron que terminaran, ya que les había costado mucho dinero producirla.

En la película se le puede ver a Paul más involucrado en el papel de líder del grupo, a John Lennon muy atado a Yoko, también es visible que George se molestaba cuando Paul le decía cómo tocar la guitarra. En total se filmaron aproximadamente noventa y seis horas, fueron seleccionados ochenta minutos para el corte final.

La primera parte de la película muestra a la banda ensayando en un estudio de grabación. Las canciones son obras en curso, con discusiones entre sí acerca de las formas de mejorarlas.

También aparece Mal Evans, proporcionando los golpes de martillo en “Maxwell’s Silver Hammer”, y Yoko Ono bailando con Lennon. A continuación The Beatles se muestran individualmente como llegan a la sede de Apple, donde comienzan el proceso de grabación de estudio con el canto de Harrison “For You Blue”, mientras que Lennon toca la guitarra slide.

Starr y Harrison se muestran trabajando sobre la estructura de “Octopus’s Garden”, y luego demostrado por George Martin. Billy Preston acompaña a la banda en versiones improvisadas de rock and roll, así como de Lennon en “Dig It”.

Para la parte final de la película, The Beatles y Preston ofrecen un concierto sin previo aviso en la azotea del estudio. Realizan “Get Back”, “Don’t Let Me Down”, “I’ve Got a Feeling”, “One After 909” y “Dig a Pony”, alternan con las reacciones y comentarios de los londinenses sorprendidos en las calles.