•  |
  •  |
  • END

Sean Connery y su mujer, Micheline, han sido citados en el juzgado número 1 de Marbella, España, para declarar como imputados en un supuesto lavado de dinero en el sector inmobiliario.

Este caso, que por el momento permanece bajo secreto judicial, se remonta a la época de Jesús Gil en la alcaldía, y junto al actor hay imputadas otras 21 personas.

El actor escocés compró su casa en los años 70 y la mantuvo hasta el mandato del Grupo Independiente Liberal, en los 90, cuando la puso a la venta. El terreno fue adquirido por una firma inglesa que construyó un edificio de 72 apartamentos, motivo por el cual se investiga el supuesto lavado de dinero.