•  |
  •  |
  • END

Sin duda ella revolucionó el pop que consumíamos. Llegó con fuerza y todo indica que su espacio dentro del negocio de la música está marcado con púas.

Mucho éxito, lluvia de contratos, conciertos llenos y mucha “gagamanía” ocupa cada rincón en países europeos y americanos. La moda es sin duda su mayor distinción. Dolce and Gabanna y el fallecido Alexander McQueen sus grandes inspiraciones. Ropa extravagante y excéntrica que odiamos y amamos al mismo tiempo. Sin duda es un producto bien logrado que acapara buena imagen, buen sonido. Ella no es ninguna tonta.

¿Qué tan fuerte es Gaga?
Fue de repente. Ella se elevó como una burbuja colorida y bulliciosa y logró llamar la atención. Sin embargo, para llegar donde está le costó lágrimas. Ella declaró en una entrevista con un medio inglés que antes de ser Lady Gaga trabajó como mesera y también como bailarina en distintos centros nocturnos de New York. De muy joven se fue de la casa de sus padres y buscó su suerte, a pesar que proviene de una familia italiana adinerada. El éxito le llegó tras abucheos y puertas que le cerraron.

La interprete de “Poker Face” ya estaba bien posicionada, sin embargo una situación alimentó la curiosidad de varios medios extranjeros. Durante una sesión fotográfica, la diva comenzó a llorar sin motivos. Provocó un ambiente hostil pues se negaba a seguir con las fotos hasta que llegara su novio.

Posteriormente confesó en la revista Elle que padece de tristeza crónica, por lo que se refugia en el trabajo, componiendo y produciendo música. Tiene muchos momentos de depresión. La artista incluso reveló que consumió drogas para imitar el estilo de vida de músicos que ella admiraba. En sus momentos de depresión llora sin motivos, aunque ella ha dicho que es por el cúmulo de compromisos laborales.

También ha declarado en la revista Cosmopolitan que en sus tiempos de la escuela contó con pocas amistades. Se sentía excluida. La veían como cosa rara. Es difícil creer que la gran estrella del momento esconde bajo múltiples marcas de ropa y un cabello teñido en rubio una chica que se consideraba “fea” por no ser delgada y tener una nariz grande. Esos aspectos la hicieron blanco de burlas en su adolescencia.

Incluso hasta Britney Spears rechazó a Lady Gaga, cuando ésta le ofreció un tema para que la Princesa del pop lo incluyera dentro de su álbum, sin embargo Britney le dio un rotundo “No”. Se trataba del tema “Telephone” que posteriormente Gaga grabara junto a Beyoncé. El sencillo y el video se convirtieron en un éxito y superaron los 2 millones de visitas en You Tube diarias. Posteriormente la artista de “Bad Roamnce” expresó que no le guardó rencor por el rechazo, al contrario.

Lady Gaga se convirtió en el icono de muchos excluidos socialmente, en los que les gusta la moda, lo extravagante y lo poco común. Se refugió en la fama y en la moda para borrar ese triste pasado, aunque sin él ella no sería lo que es hoy.