•  |
  •  |
  • END

A lo largo de su trayectoria artística el peso de la obra de Juan Luis Guerra, ha dejado su propio impacto en la historia musical del mundo, lo que lo ha llevado a vender más de 20 millones de discos, nueve Grammys Latinos, dos Premios Grammy y 10 Premios Billboard, entre otros logros.

Esta es la onceava producción musical del artista dominicano, la cual ha titulado “ASONDEGUERRA”, uno de los álbumes más esperados a nivel internacional, cargado de una mezcla al mejor estilo latino que incluye: Son Cubano, Bachata, Merengue, Mambo, funk y Jazz.

Para esta nueva placa, como ya es su tradición, el artista funge como productor realizando así, un trabajo con el sello tan característico y personal que lo ha llevado al éxito durante su impecable trayectoria artística. “En éste trabajo, como en todos mis discos, sólo busco una cosa: la excelencia musical”, comentó recientemente Juan Luis Guerra.

El disco reúne la colaboración de dos grandes genios de la música del momento como lo son, el famoso trompetista de jazz Chris Botti y el artista colombiano Juanes, quien participó en el tema “La Calle”, un rock-reggae con toques de cumbia que está incluido en este nuevo álbum.

Fiel a los ritmos dominicanos, Guerra incluye su primer sencillo “Bachata en Fukuoka”, que es el testimonio musical de su viaje a Japón y la reacción de los habitantes de la isla nipona a su música. Dicho tema, se ha posicionado como uno de los más escuchados en las carteleras radiales a nivel mundial.

ASONDEGUERRA, trae varios temas de corte social, entre ellos “La Guagua”, un son al estilo rap y, “Apaga y Vámonos”, un merengue impregnado de una letra reflexiva sobre el poder de la integridad personal.

En este CD, Juan Luis Guerra nuevamente incluye una canción en inglés: “Caribbean Blues” y, fiel enamorado de su tierra natal, también pinta un paisaje musical dominicano “Cayo Arena”, inspirado en un pequeño pero muy popular cayo de su país.

De la mano del éxito, el cantautor asume un fuerte compromiso con lo que ha llegado a ser una especie de lema profesional: la originalidad. “A veces me toma dos años o hasta seis componer un disco. Lo importante no es el tiempo, sino poder renovarse”, revela el artista.


Globovision.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus