•  |
  •  |
  • END

Hace diecinueve años se plantearon la apoteósica misión de convertir lágrimas en sonrisas a través del teatro. Al igual que la primera vez, cuando el telón se abrió, la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío había rebasado su capacidad de público, pero esta vez fue para sumergirlos en el país de Nunca Jamás.

Un mágico espectáculo fue puesto en escena la noche del domingo sobre las tablas del Teatro Nacional. Era la gala de la Asociación Pro Niños Quemados, Aproquen, que ésta vez logró meterse en nuestro niño interior para trasladarnos al país donde todo es posible.

Ese fue el resultado de 678 horas de ensayo, ocho meses de arduo trabajo e interminables noches de desvelo buscando la manera de convertir las 525 páginas del libro en un espectáculo de lujo como la puesta en escena esa noche.

“Al César lo que es del César”

A unos minutos antes de iniciar la obra tuvimos la oportunidad de entrevistar a Elving Vanegas, Director Artístico de Peter Pan y los Piratas en el País de Nunca Jamás, para conocer su impresión acerca del trabajo realizado, a lo que él nos respondió: “Hasta no ver la respuesta del público no te sabría decir”.

Esta es la tercera vez que Vivian Pellas, Presidenta de Aproquen confía ese espectáculo a Vanegas. La primera vez fue con la obra “El principito”. El año pasado acompañamos a Mago de Oz y este año nuevamente recibió múltiples ovaciones por trasladarnos hasta donde nuestra imaginación no llega.

Pero Vanegas reconoce que el mérito de este éxito no es suyo y da “al César lo que es del César”. Trasladarnos al mundo de los niños perdidos es posible gracias a la conjugación de talentos y esfuerzos entre los que destaca a Donaldo Aguirre, el encargado de meternos a ese mundo a través de la escenografía y a Xiomara Argeñal, quien imprime realidad a los actores a través del vestuario. A propósito, no podemos olvidar a los actores, bailarines… ¡En fin! A un elenco de 180 personas que participaron en la obra entre ellos Vivian Pellas y su hija, Vivian Vanesa Pellas, quienes causaron gran impacto durante su presentación.

Las mejores actuaciones

Al concluir la obra consultamos al público, sobre quiénes habían sido sus personajes favoritos y la mayoría coincidieron en que el señor Smith era cautivador. Campanita les pareció sumergida en el papel, mientras Peter Pan y el Capitán Garfio les parecían actores natos.

Peter Pan, interpretado por Ervin Vallecillo, nos confesó que lo suyo es el ballet y que lo más difícil de la obra fue conjugar su talento con la actuación, pero esta primera experiencia de la mano con Aproquen lo dejó enamorado de esta expresión del arte.

Por su parte el Capitán Garfio, interpretado por Marlon Martínez, no tuvo problemas, ya que su haber artístico lo antecede su trayectoria como parte del elenco del Club del Clown, donde combina actuación a cambio de las sonrisas de los mimados. Además no es la primera vez que participa en esta gala.

Diecinueve años después de haber sembrado la semillita de hacer arte en función de una causa, Aproquen puede sentarse a cosechar el éxito que ya es como una tradición. La puesta en escena de Peter Pan y los Piratas en el país de Nunca Jamás forma parte de esa cosecha para convertir lágrimas en sonrisas.