•  |
  •  |
  • END

AFP

El festival de cine ambiental de la ciudad brasileña de Goiás (centroeste), el principal del género en América Latina, premió producciones que narraron historias sobre basura y reciclaje, en un evento rico en debates y cursos que finalizó este domingo.

El cortometraje “Heavy metal”, del chino Huaqing Jin, fue seleccionado como el mejor filme del decimosegundo Festival Internacional de Cine y Video Ambiental (FICA), con su historia sobre desechos tecnológicos.

La película narra la historia de dos familias que viven en la pequeña ciudad china de Fengjang, donde unos 50 mil trabajadores desmantelan con métodos primitivos los desechos provenientes de países como Japón, Estados Unidos y Australia.

“Cuando se comenzó la película había mucha basura” en la ciudad, y se eligió “el tema de la basura porque es un problema que afecta a muchas personas”, contó a la AFP el asesor del director, Zhifeng Fu, tras recibir el galardón en la ceremonia de premiación realizada la noche del sábado.

Un total de 28 filmes procedentes de 12 países con historias sobre el calentamiento global, la contaminación y especies en vías de extinción concursaron en el FICA, el festival con mayor premiación de América Latina en el género, un total de 132.000 dólares.

“Hubo consenso del jurado, pero fue un desafío porque el nivel (de las producciones en concurso) era alto”, declaró el jurado Luiz Felipe Mundim, de la Asociación Brasileña de Documentalistas, a la prensa.

Para seleccionar a los ganadores, el jurado observó principalmente la “relevancia ambiental y el ojo creativo desde el punto de vista cinematográfico”, explicó Mundim.

Así el premio a mejor largometraje fue otorgado a la producción brasileña “Efeito reciclagem” (Efecto reciclage), de Sean Walsh, sobre la difícil vida de los recicladores en Sao Paulo, la mayor metrópoli de Sudamérica.

El filme se impuso a otras dos favoritas en la categoría: la oscarizada “The Cove”, sobre la matanza de delfines, y la sueca “¡Bananas!”, sobre los nicaragüenses que trabajan en las plantaciones y denuncian ser infértiles a causa de los agrotóxicos.

El mejor cortometraje fue para la brasileña “Caçando capivara” sobre la tribu Tikmu y sus rituales para la cacería del capibara. Y el premio al mejor cortometraje fue para “Recife frío”, una ficción sobre un extraño cambio climático que altera rotundamente a una ciudad reconocida por su calor y sus playas.

El jurado otorgó también una mención para la animación canadiense “Les anges dechets” (Los ángeles desperdicio) por su aproximación particular al tema de la basura.

A su vez, “¡Bananas!” fue votado por el público como el mejor filme, mientras que la prensa seleccionó al documental holandés “A blooming business” (Un negocio floreciente), sobre las pésimas condiciones de trabajo de los keniatas en las plantaciones de flores destinadas a exportación.

Durante el festival, que comenzó el martes, también se realizaron cursos y foros cinematográficos y sobre medioambiente.

La Cidade de Goiás, declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco, alberga desde hace 12 años este festival, organizado por la Agencia Goiana de Cultura (Agepel).