•  |
  •  |
  • END

Literalmente ella detuvo San Juan del Sur. Turistas nacionales y extranjeros se acercaban a nuestra reina para saludarla, fotografiarse y felicitarla. Bocinas sonando y murmullos la rodeaban ¿Será ella? Es bonita, decían los lugareños ante los marcados pasos de Scharllette Allen, Miss Nicaragua 2010.

Quien conoció a nuestra beldad caribeña, a principios del certamen Miss Nicaragua la asocia con la imagen de una chica tranquila, sociable, popular y un sinnúmero de cualidades más. Sin embargo, hoy su perfil como la mujer más bella de Nicaragua se ha pulido. Ya no es simplemente la chica del caribe quien ganó el certamen de belleza. El cambio es notable en Allen y ella nos comparte su experiencia en esta nueva fase.

Llegó de Miami el martes pasado. Fue una experiencia increíble, como lo describe. Se encontró con sus raíces. “La comunidad nicaragüense me preparó un cóctel para apoyarme y demostrar que están conmigo. Me asombré cuando un estadounidense se me acercó para decirme que era un privilegio mi presencia en su país”.

Después Scharllette se sintió como en casa, pues la comunidad costeña radicada en Miami le realizó otro cóctel para hacerle saber que están orgullosos de su trabajo y su triunfo como primera reina negra. “Me la pasé súper bien”, dijo.

Pero no todo fue diversión, aclara: “tuve mucho entrenamiento”. Al comienzo Scharllette no se sentía tan cómoda ante un micrófono o una cámara, hoy les guiña el ojo, está más pícara, coqueta, irradia seguridad. Y eso fue el resultado de una ardua tarea con Iván Taylor, quien fue el encargado de instruirla en su buen desempeño frente a los medios de comunicación.

Como parte de esas tareas, nuestra reina fue invitada a programas latinos en Miami. “En el primero estaba nerviosa y era notable. Sin embargo, aprendí mucho de esa entrevista, fue mi lección para la segunda”. En esa ocasión después de la grabación, la presentadora le aconsejó ser ella misma, que eso la haría más segura y confiada.

Y le sirvió. En la segunda entrevista Scharllette era una chica diferente y se notaba que algo en ella iba cambiando para mejor. “Definitivamente me sentí más relajada, fui yo misma. Súper cómo manejarlo y se notó”.

En esa ocasión sus atributos físicos fueron comparados con Beyoncé. “Para mi fue un halago. Ella –Beyoncé- es una mujer famosa, hermosa, muy bella, sin embargo yo soy única, original”, dijo entre risas pícaras.

Además de entrevistas con preguntas sobre sus metas y su posición como una de las candidatas favoritas, Allen recibió tips de maquillaje, porque en Miss Universo ella deberá arreglárselas sola.

“Me sigo preparando. Llevo una dieta estricta y dos veces a la semana voy al gimnasio. Quiero adelgazar un poco más para mejorar mi cuerpo ¿Cómo? ¡¡Mejorar qué!! Le preguntamos. Entre risas dijo: “bueno, solamente tonificarlo más”.

Y es que esta perla del caribe desde que ganó la corona de Miss Nicaragua se le nota más delgada, pero sigue manteniendo el porte, elegancia y cuerpazo difícil de ignorar. Su figura sigue imponente y con algunos cambios más. Hablamos con ella sobre la cirugía estética como un recurso común en los concursos de belleza.

Ella está conciente sobre los cambios que una reina de belleza debe afrontar: “no estoy en contra de ninguna cirugía. Creo que cualquier mujer se lo puede hacer si eso le va a ayudar a sentirse mejor con ella. Si eleva su autoestima. Cualquiera es libre de hacerse cambios”.

Familia y sus pasiones
Scharllette se prepara para volver a Miami en julio y continuar su entrenamiento. Por ahora prepara el ajuar que llevará a Miss Universo el 23 de agosto en Las Vegas.

Hasta el momento ha recibido el incondicional apoyo de diseñadores como Fernando Fuentes, Soraya Membreño, Blanca Jackman, Vicente Castellón, además de Bárbara Bosso, Rosita Hurtado, Lourdes Asencia y Eduardo de las Casas.

Entre largas jornadas de preparación ella tiene tiempo para compartir con sus fans a través de Facebook. Tiene dos perfiles, uno realizado por un grupo de fans donde actualiza sus noticias. El otro es administrado por ella, donde dice que aunque no tiene el tiempo para aceptar todas las solicitudes de amistad, “me tomo el tiempo para responder a algunos correos en los que me expresan su apoyo”.

Extraña Bluefields. Aunque está en constante comunicación con su familia, no es lo mismo, dice. Le hace falta un buen plato típico del caribe donde no falla el coco. Además una de sus grandes pasiones: el deporte. “Me hace falta jugar básquet, lo extraño”.

Pero además, la beldad desea continuar apoyando a la niñez a través de programas comunitarios. “Antes yo estaba en un proyecto apoyando a la Iglesia Moraba a buscar recursos para la niñez. Entregaba cartas y hacía convocatorias a través de las radios para mejorar sus condiciones. En diciembre con Polaris entregamos útiles escolares y si llego a ganar seguiré trabajando en esa línea, ayudando al comedor infantil que atiende a 135 niños. Yo sé que puedo hacer más, puedo seguir ayudando”.

Ambiciosa
Quizá en otro contexto esta palabra sea entendida como negativa. Pero Scharllette tiene bien claro lo que quiere. Ha encontrado el equilibrio para saber dónde está parada y hacia dónde quiere llegar. No son sueños los de esta beldad, sino metas.

“Estoy preparada para ganar o perder. Si me tocara perder sería una buena perdedora. Pero aspiro a entrar al Top 5 de las finalistas. Voy clara de mis posibilidades y también que allá, en Las Vegas voy a competir con otras mujeres hermosas”.

Sin embargo, pase lo que pase Scharllette tiene pilas para rato ¿Y qué pasaría en un futuro con vos, te conformás con algún programa de televisión, como presentadora como lo han hecho otras reinas? “No, quiero llegar a las pasarelas internacionales y firmar contrato con alguna importante agencia extranjera”, enfatiza.

Huésped distinguida en San Juan del Sur
La noche del sábado la Alcaldía de San Juan del Sur entregó una placa de reconocimiento como “Huésped distinguido” a Scharllette Allen y el pueblo se rindió ante su belleza. Miss Nicaragua, quien fue jurado de Miss San Juan del Sur, agradeció la placa e instó a los sanjuaneños a cuidar las costas: “me encanta San Juan, me recuerda a mi tierra. Aquí es una costa y yo también soy costeña y eso me hace sentir en casa”.

A esa velada de nombramientos se suponía asistiría Indira Rojas, primera finalista de Miss Nicaragua, sin embargo no llegó. Entre organizadores del evento se dijo que Rojas estaba “indispuesta” por supuestos síntomas de H1N1, información que aún no es confirmada.