•  |
  •  |
  • END

Neurólogo-psiquiatra

La mayoría de personas creen que cuando les duele la cabeza su cerebro es lo que les está doliendo, otras lo dicen más claramente: “no aguanto el dolor en el cerebro”.

La verdad es que ni el cerebro ni la mayoría de las capas que lo recubren, llamadas meninges ni los huesos del cráneo son sensibles al dolor.

Según donde se origina la molestia y la vía nerviosa por la que viaja es referida a diferentes ubicaciones. Es así que el malestar proveniente de la circulación craneana y de las estructuras supratentoriales, es referido a la parte anterior de la cabeza.

El dolor proveniente de la fosa posterior viaja por los tres primeros nervios cervicales y es trasladado a la parte posterior de la cabeza, al cuello y la frente. Los nervios glosofaríngeo y vago inervan parte de la fosa posterior y en estos casos el dolor es referido a los oídos y la garganta.

¿Qué tan frecuente es la cefalea en los niños?

A los 15 años, entre el 80 y 90% de los niños se han quejado de cefalea, siendo ésta de origen migrañosa en el 8% de los casos. En el 15% es de origen tensional y en el 30% a cefaleas migrañosas infrecuentes.

La mitad de los adultos migrañosos sufren dolor de cabeza antes de los 15 años y hay reportes de niños de hasta 1 ó 2 años que pueden iniciar un síndrome migrañoso.

Se debe reconocer que este es un trastorno frecuente y muchas veces los padres no le prestan la atención necesaria, creen que basta con suministrar los comunes analgésicos para resolver el problema.

Otros piensan que estos dolores de cabeza lo sufren sus hijos en el “período del desarrollo”, y que se debe a que están débiles y necesitan vitaminas, así con este tipo de concepciones más del 50% de los niños con migraña no reciben el tratamiento adecuado.

La verdad del caso

Como dije anteriormente, el dolor de cabeza puede producirse por la tensión de músculos del cuello como resultado de las posturas recurrentes, monótonas y estáticas delante la computadora o por las luces destellantes de la pantalla.

El uso de bebidas carbonatadas es excesivo y se ha relacionado con cefaleas repetitivas, que luego disminuyen al bajar la ingesta de estas sustancias.

Entre el 10 y el 25% de los niños y adolescentes sufren dolores no migrañosos. Las cefaleas tensionales o musculares se manifiestan como una sensación de tensión, presión o constricción. Los ataques duran unas dos horas y suelen presentarse en la nuca, pueden darse con una frecuencia de 15 veces al mes.

Esta cefalea se relaciona con problemas emocionales, aumenta en relación al factor desencadenante y se alivian en ambientes de menos estrés.

El niño con migraña

La migraña es una enfermedad de tipo familiar, que se caracteriza por ataques recurrentes de cefaleas de variable intensidad, frecuencia y duración.

Habitualmente los dolores son unilaterales y suelen asociarse con anorexia, náusea y vómito. En algunos casos los niños se quejan de disfunción neurológica o alteraciones del estado de ánimo. Antes de la pubertad la incidencia de la migraña es igual para ambos sexos.

El niño con migraña se caracteriza por ser muy meticuloso, compulsivo, muy maduro para su edad, de excelente rendimiento académico y con tendencia a ser introvertido.

La mayor parte de los niños que sufren la enfermedad han iniciado sus síntomas en la infancia, presentando 1/5 de ellos síntomas antes de los 5 años.

Muchos de los primeros síntomas consisten en vómito cinético (al movimiento), dolor abdominal, cabeceo nocturno, cambios bruscos de conducta.

Generalmente los síntomas son matinales y en ocasiones despiertan al niño. En los infantes más grandes aparecen náusea, dolor abdominal, alteraciones visuales y destellos luminosos (escotoma cintillante).

Un 50% de los pequeños pueden sufrir caída del párpado (ptosis palpebral). Hay otros signos que pueden preceder a la migraña como son temblores en el hemicuerpo (mitad del cuerpo), hemiplejia (mitad del cuerpo paralizado), afasia (pérdida de capacidad de producir o comprender el lenguaje), apraxia (falta de capacidad de llevar a cabo movimientos anteriormente aprendidos) o sensación de oscurecimiento.

El impacto de la cefalea en la calidad de vida

En un estudio reciente realizado entre escolares norteamericanos, se informó que más del 20% de los adolescente refieren tener cefaleas al menos una vez a la semana, un 11% de las mujeres y un 3.5 % de los varones refiere cefalea diaria.

Los niños con dolor de cabeza pierden el doble de días de escuela por año que quienes no la sufren.

En el estudio “American Migraine study II” el 31% de los participantes jaquecosos refirieron perder al menos un día de trabajo o escuela en los tres meses previos a causa de la migraña, y más de la mitad indicaba que su producción escolar o laboral se reducía en al menos 50% y no sólo se veían afectados en estas áreas, también sufrían sus relaciones con amigos y su familia.

Tipos de migraña

Hay varios tipos de migraña. La clásica (con aura) se ve en el 18% de las cefaleas; la común (sin aura) se da en el 80% de los casos. La cefalea cluster que causa congestión nasal, lagrimeo, inyección conjuntival y fotofobia, es menos frecuente. La migraña oftalmopléjica que compromete el tercer par craneal presenta ptosis del párpado.

Puede existir un tipo de migraña crónica. El Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas, es un tipo particular de aura (conjunto de síntomas que se presentan antes de la migraña) consiste en que los objetos aparecen de más grandes a más pequeños.

Factores que pueden desencadenar una migraña

Se les llama factores gatillantes, es decir las circunstancias que predisponen a la aparición de la cefalea y que se encuentran alrededor del 80-85% de quienes padecen migraña, estos deben ser evitados.

Pueden ser muy variados e incluyen factores emocionales, estrés, olores, alimentos, estímulos visuales, artefactos eléctricos, medicamentos, etcétera.

Se ha estimado que la mitad de los pacientes migrañosos atribuyen el inicio de un ataque a la ingesta de algún alimento y principalmente aquéllos que contienen tiramina que se encuentra en algunos quesos como el cammanbert, cheddar, parmesano y roquefor; también los que contienen glutamato de sodio como las comidas chinas.

Estimado lector si desea contactarme escriba a articulospsiquiatria@hotmail.com
Los días jueves la Clínica San Francisco ofrece consulta para personas de escasos recursos, a precios diferenciados.


Dr. Javier Martínez Dearreaza.

Universitá degli Studi di Pavia-Italia.

Clínica San Francisco.

De Camas Luna Montoya, 90 varas arriba.

Tel: 2222- 2494. Cel: 8877-18 94
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus