• |
  • |
  • END

“Hay personas que dicen que en Nicaragua no hay adónde ir. A mí me molesta esa expresión y ante una actitud negativa, hay que dar respuestas positivas ¡Y eso es ‘Conozcamos Nicaragua’.

Así sintetiza el celebre historiador y escritor Roberto Sánchez Ramírez la misión de su programa, el cual ya arribó a la emisión número 53 en su primer año al aire, mérito que pocos han logrado coronar.


“A mí se me metió en la cabeza que es importante dar a conocer a la población las diferentes opciones de dónde ir, y recibí de la familia Valle, propietaria de Canal 12, el respaldo que necesitaba para realizar mi propósito”, comenta Sánchez al que vemos cada jueves a las ocho de la mañana, en el Programa “Buenos Días Nicaragua”, promoviendo el turismo interno desde diferentes partes del país.

Roberto Sánchez inició su misión en marzo del año pasado, y hoy puede presumir de la continuidad que le ha dado al programa. Confiesa que ha repetido, pero no a falta de propuestas, sino a petición de sus televidentes quienes lo llaman solicitando reprise sus favoritos, no siempre logra complacerlos a todos, pues se ha planteado presentar siempre nuevos destinos.

Considera que el programa ha tenido gran acogida, hasta el punto que un alto porcentaje los hace la misma población, quien lo invita a conocer su lugar de origen, le sugieren destinos y lo apoyan en la logística.

“He decidido no hacer dieta porque me parece mala educación que te ofrezcan algo y no aceptarlo”, bromea Sánchez Ramírez, quien se jacta de hacer muchos amigos en cada parada realizada.

De norte a sur, y de este a oeste

Hasta la fecha ha recorrido los cuatro puntos cardinales en Nicaragua, en el norte visitó El Cañón de Somoto en Madriz y presentó la exuberante vegetación propia de esa zona.

En el Sur promueve sus encantadoras playas y reservas turísticas, el Centro nos lleva a descubrir los tesoros ocultos de Boaco y Juigalpa.

El Occidente no podía ser la excepción, allí recorrió ofertas turísticas como Marina Puesta del Sol, Paso Caballos y la Isla del Cardón. También ha incluido los destinos por excelencia tales como Granada “La Gran Sultana” y sus diferentes propuestas, Masaya “La cuna del folclore”, entre otros.

Siempre que visita un destino procura armar una ruta que se complemente entre sí, de modo que el televidente que quiera conocer Nicaragua tenga distintas opciones en cortas distancias.

Su principal objetivo es desarrollar el espíritu local de conocer Nicaragua. Roberto Sánchez es del concepto que hasta en el pueblo más pequeño posee un tesoro por descubrir, y esa es la misión que se ha planteado en compañía de su equipo ¡Eso sí! es muy selectivo con el destino que visita.

Parámetros al momento de seleccionar su ruta

Un promedio de treinta destinos figuran en su lista, experiencia suficiente para determinar que su hipótesis inicial ha sido acertada:
Nicaragua posee gran potencial, pero también considera que la promoción turística no debe basarse sólo en sus recursos naturales, sino que debe complementarse con la oferta de servicio. “No hay que seguir enredando el turismo con una playa bonita, donde a veces no hay ni donde comprar una botella de agua”, expresa.

“Yo creo que al momento de hacerse recomendaciones deben combinarse los recursos naturales con aquellos atractivos de carácter histórico, e incluir lugares declarados patrimonios culturales, con ofertas de servicios, si no, no tiene gracia ese atractivo natural”, recalca el conductor del programa.

A esa sugerencia suma el rol que deben jugar los prestadores de servicio, pues éste ha sido el talón de Aquiles del sector. “Es necesario ser selectivo con esa oferta de servicio ya que no se puede recomendar sitios que no garanticen lo mínimo, como elementos de higiene” enfatiza el historiador.

A su juicio, la presentación es un elemento importante que en medio de la humildad del sitio, le da valor agregado al producto.

Otro elemento importante que valora para seleccionar un destino es el acceso: “tratamos de hacer un programa responsable. No se nos ocurre recomendar un sitio donde el turista va a terminar con su vehículo desbaratado y hablando barbaridades de nosotros”, enfatiza.

Una más de Roberto Sánchez Ramírez

Esta es una faceta más del historiador y escritor Roberto Sánchez Ramírez, quien entre sus reconocimientos tiene la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, y es miembro directivo de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua.

En menos de un año “Conozcamos Nicaragua” ha logrado méritos que ningún otro acumula. Ya obtuvo su primer premio nacional a la excelencia turística: El Güegüense a la categoría medios de comunicación televisivos, que entrega cada año Canatur.

Otro mérito es lograr que sus programas se transmitan en todo el país a través de otras vías de comunicación. En los ferry de la Empresa Portuaria Nacional, (EPN) por ejemplo, los viajantes pueden “Conocer Nicaragua” mientras se dirigen a sus destinos.

En los lugares en donde no llega la señal, como Río San Juan, toman la iniciativa de facilitarles una copia para que los canales locales transmitan su trabajo y sus pobladores disfruten de la promoción de su destino.

“Conozcamos Nicaragua también se transmite en restaurantes y ferias de carácter turístico, por iniciativa de la misma gente, quienes utilizan sus programas como herramienta de promoción turística.

Es más didáctico que un libro

Roberto Sánchez Ramírez expresa sentirse realizado en esta nueva faceta. El trabajo de toda su vida como paladín de nuestro patrimonio histórico y cultural lo ve proyectado en el plano turístico.

“Conozcamos Nicaragua” es la conjugación de elementos geográficos, históricos, patrimonios y la calidez de los nicaragüenses.

Desde el punto de vista didáctico siente que haciendo este programa aporta más al conocimiento de la gente, que a través de la escritura de un libro.

Con un año al aire, se detiene a reflexionar unos segundos para valorar el esfuerzo invertido y concluye en que la clave de éxito de “Conozcamos Nicaragua” se debe al respaldo del Canal 12 que lo transmite, y al entusiasmo del equipo que lo acompaña.

Héctor Antonio Bonilla, en cámara; Luis Rodríguez en edición; Marlitte Rojas Noguera a cargo de la Producción y Carlos Eduardo Sánchez Rojas, como asistente.

Entre sus planes está realizar un programa de una hora para transmitirse los fines de semana, donde conjugue cuatro de las ediciones ya realizadas para así complacer a los centenares de televidentes que lo solicitan.