•  |
  •  |
  • END

Su linaje de origen chino se puede deducir con tan sólo una mirada, pues sus ojitos almendrados negro azabache la delatan. Sin embargo, con acciones ella puede demostrar que es nicaragüense de nacimiento y fue precisamente a través de esa capacidad híbrida de conservar sus raíces, sin negar su identidad, la principal cualidad que le valió al momento de ser elegida reina de las Asociaciones Chinas de Centroamérica y Panamá.

Tras una fuerte competencia entre las seis embajadoras de descendencia china, pero originarias de Centroamérica y Panamá, la nicaragüense Norma Siu González, se alzó con la corona al poner en evidencia la rica cultura pinolera a través de sus danzas folclóricas y música de marimba.

Siu cautivó al jurado luego de interpretar el tema “Nicaragua nicaragüita” con la marimba, además de poner en escena un baile típico al son de un mix de “Palomita guasiruca” y “Yo te amo Nicaragua”.

Cuatro años exportando reinas
Ésta es la segunda vez que Nicaragua se corona dos años consecutivos con este título. La primera vez fue en 1998 y el año 2000, cuando por dos ocasiones seguidas las candidatas nacionales regresaron con el título de reina de las Asociaciones Chinas de Centroamérica y Panamá (en 2009 no hubo reinado). Este año Norma Siu, fue coronada por Jade Shion, la reina saliente, también de origen pinolero, manteniendo al país en la hegemonía de este evento.

El concurso tuvo lugar en Tegucigalpa Honduras desde el 22 de julio, hasta el 24 del mismo. Entre los requisitos para participar en este reinado son fundamentales la descendencia china y la apropiación de la cultura del país donde nació.

En ese sentido Norma Siu, confirma no tener problemas al respecto, pues de sus padres recibe la educación de sus ancestros y de la escuela, los amigos y el entorno social se apropia de la idiosincrasia del país donde nació.

Su educación es chino-nicaragüense
Confiesa que le apasiona la gastronomía china y ha dedicado seis años a practicar las danzas del país donde sus abuelos dejaron el ombligo. Mientras de Nicaragua ha adquirido la habilidad de tocar marimba y el talento para bailar folclore.

Pero esa combinación de talentos de ambos países no tendrían sentido sino llenara los parámetros de belleza y desenvolvimiento escénico que requería para lograr la corona que hoy porta con orgullo.

Modestia aparte, la nueva reina de las Asociaciones Chinas de Centroamérica y Panamá confiesa que no necesitó someterse a un régimen estricto de dietas, ni ejercicios, pues su contextura menuda forma parte de su herencia china.