•  |
  •  |
  • END

Aprovechando las reducciones de impuestos en Francia para el mundo del cine internacional, la cantante y actriz estadounidense Madonna decidió abandonar temporalmente su faceta musical y se puso en el rol de cineasta para rodar en París escenas de su nueva película “W.E.”.

Se trata de un drama histórico protagonizado por James D’Arcy en el papel del rey Eduardo VIII (inicialmente adjudicado a Ewan McGregor) y Andrea Riseborough como Wallis Simpson, la divorciada norteamericana por la que abdicó del trono.

Tras su debut en la pantalla grande con “Filth and wisdom”, Madonna regresa detrás de cámaras para filmar su segundo largometraje en la capital francesa, sumándose así a otros cineastas que se encuentran en Francia, aprovechando la temporada veraniega, como el estadounidense Woody Allen y su colega Martin Scorsese.

“W.E.” narra la historia de amor de Enrique VIII y las dos veces divorciada norteamericana Wallis Simpson. Ambos se casaron y vivieron en Francia, y el primero breve rey y después Duque de Windsor, tras su abdicación murió en su residencia de las afueras de París.

La película fue escrita por Madonna junto a Alex Keshishian, quien realizó “En la cama con Madonna”, y aunque en un principio se habló de McGregor y Vera Farmiga como protagonistas al final los intérpretes son los menos conocidos D’Arcy (“El exorcista: El comienzo”) y la también británica Riseborough (“Happy / La felicidad trae suerte / La dulce vida”).