• |
  • |
  • END

La sencillez de Jassel Jiménez Artola es su mayor encanto. Luce tímida al hablar. No tiene la típica y necesaria actitud coqueta de quienes compiten en un certamen de belleza. Ella hasta con un poco de pena admite saberse una joven bonita.

Físicamente Jassel posee las características de una chica norteña. Tiene la tez y ojos claros que complementa con una delicada sonrisa y una dosis de naturalidad. Tiene 21 años y comparte que dentro de poco iniciará el segundo año de la carrera de Comercio Internacional.

Sobre su deseo de ser la nueva Miss Nicaragua dice: “Creo que tengo cualidades físicas, me considero una persona bonita (ríe)”.

Relata que “desde pequeña siempre aspiré a llegar hasta donde estoy, se me han cumplido esos deseos, espero llegar a más lejos”. Aunque reconoce que para lograrlo debe invertir más en su preparación, la seguridad cree que es uno de los puntos que debe reforzar en su personalidad.

Asegura que a la fecha su participación en el certamen le ha dejado gratos momentos. “Hemos tenido una experiencia muy bonita, estamos compartiendo con todas (las candidatas). Hemos tenido una linda amistad”.

Cuenta que le ha gustado el buen trato recibido, tener la posibilidad de conocer nuevas personas y lugares, también la oportunidad de nutrirse con nuevos conocimientos.

Es por eso que aunque su propósito es obtener la corona de Miss Nicaragua, Jassel también tiene claro que es un momento que “debo disfrutarlo porque es algo irrepetible”.