•  |
  •  |
  • END

Mientras se recupera de la intoxicación por la que el pasado martes debió ser internada, las malas noticias continúan para la cantante Alejandra Guzman. La fans a la que accidentalmente golpeó en un ojo al lanzar una silla durante un concierto en Durango, ha perdido la vista.

Monserrat Ibarra, la joven de 25 años involucrada en el episodio ocurrido semanas atrás, necesita un transplante ocular. “No veo nada”, señaló. Las noticias no son alentadoras ni para la artista ni para Monserrat. “Lo que nos dijo el doctor y lo que yo siento, no va nada bien, va peor, digamos que no pasé la prueba de la vista, o sea que no veo nada, estoy en oscuro con el ojo”, explicó.

La pérdida de visión fue causada durante la presentación que Alejandra Guzmán realizó semanas atrás en Durango, cuando al cerrar el concierto se le ocurrió lanzar una silla al público. Ahora la muchacha deberá esperar noventa días para poder someterse a una intervención. “Serán tres meses más de desesperación, de dolor, de impotencia de no poder atender a mi hijo como se debe”, comentó.

“No se puede operar, nos dieron cita hasta dentro de tres meses para esperar si ya se desinflamó”, contó resignada. La “Reina de Corazones” se ha hecho cargo de todos los gastos, mientras sigue cuidando su delicada salud que la llevó hace unos días a ser internada en terapia intensiva.


Esmas.com