• |
  • |
  • END

Aunque parezca difícil de creer Niurka Marcos acaba de anunciar que hará una revisión muy seria de la manera cómo ha venido actuando últimamente, y para ello se ha comprometido a hacer un retiro espiritual donde se aleje del escándalo y la polémica que parece atraer.

Pero su retiro no será en ningún monasterio ni en un lugar desolado, sino que se trata del programa de televisión Mira quién baila (Univisión), donde es una de las participantes, y de donde ha prometido salir como una mujer renovada.

“Este será mi retiro espiritual y estaré calmadita”, comentó la cubana, de 41 años, que como parte de su cambio, incluso, renunció a uno de sus mayores tesoros, sus largas uñas.

“Me las tuve que cortar porque mi pareja de baile ya sufrió las consecuencias de mis uñas”, comentó una renovada Niurka.

Aunque la actriz ha manifestado públicamente el retiro que está haciendo, uno de los jurados, Horacio Villalobos le dijo anoche que aproveche esa experiencia para mejorar también su manera de bailar.

“Si esto hubiera sido un retiro espiritual, el Dalai Lama se moriría”, comentó el juez tras ver a Marcos bailando una canción de reggaetón con muchas fallas. “Quiero ver a otra Niurka Marcos. Quiero una nueva Niurka Marcos, alguien que me sorprenda en la pista”.