•  |
  •  |
  • END

Contra pronósticos meteorológicos y en su propia biosfera La Cegüa ofreció su primer “Concierto Verde” en la Sala Experimental Pilar Aguirre del Teatro Nacional Rubén Darío el pasado fin de semana.

Primeramente su trabajo musical pasó prueba de fuego ante dos funciones didácticas en las que junto a Peltier Barahona del Movimiento Rocknica-ecológico hablaron sobre los pasos fundamentales de qué hacer en su casa, colegio y vecindario para preservar y cuidar nuestro medioambiente, lo cual sirvió de preámbulo para la premier de las 7p.m.

“Concierto Verde” es una muestra más del compromiso ambiental y personal de cada integrante de La Cegüa, es la voz de muchos jóvenes cantautores y miembros de grupos musicales que a través de conciertos, charlas, publicidad y actividades de limpieza comunitaria en nuestro país sueñan con verla orgullosa de todos los recursos con los que se nos ha bendecido. “Celebrando el Día Internacional de la Capa de Ozono rendimos homenaje a ese inmenso manto que nos cubre y nos da vida, por una Nicaragua más verde cantamos”, expresó el bajista Edwin Ramírez.

Integrada por su voz líder y guitarra Vladimir Pérez, Edwin Ramírez en el Bajo, la dama de la Batería María José Ocarina, Francisco Wheelock en la guitarra eléctrica y en toda la percusión, Camilo Cuéllar, La Cegüa nace por la necesidad de crear música original nicaragüense dirigida a un amplio público.

Su extensa variedad de colores rítmicos y melódicos retomando influencias de la música tradicional nicaragüense y la región con una composición consciente de su problemática actual marcan la diferencia. Es quizás la fórmula que más cautivó a los presentes.

“Admiro la profundidad y el carácter de sus composiciones asociados a la labor de concienciación ambiental, son la excusa perfecta para abrir camino en la juventud”, expresó Germán García, Divulgador del Marena.

Basados en esa prioridad ambiental, su repertorio estuvo invadido de un original y reflexivo espíritu de preservación donde no habitaron los covers. Su auténtica letra y música en su mayoría de Vladimir P., Junior Escobar, Edwin Ramírez y Jorge Jenkings hizo disfrutar a los asistentes de temas como “Fe”, “Las cuentas de nuestro amor”, “Canción sin coro”, “Despertar”(Elsa Basil), “El sabor de tu boca”, “El mar”, “Cocodrilo”, “Parapa ri ru pa” y la impactante “Noticia de la venganza”.

A pesar de no ser su género, para el vocalista de la Banda Necrosis, Mellckon Molina La Cegua presentó una estupenda propuesta. “Me agradó como escenográficamente ambiental transformaron la Sala Experimental hasta el estilo en cómo manejan sus rolas y forma de componer, valió la pena venir a conocerles”. De similar manera opinó Charlie, el Batero de Malos Hábitos “no les conocía y son excelentes músicos”.

La primera vez que pisaron el Teatro Nacional fue en el primer concierto ecológico organizado por el pionero Salvador Cardenal (q.e.p.d.) y desde entonces se consolidaron como invitados en los siguientes conciertos anuales. Con un genuino estilo y sonido internacional ya no son una voz que clama en el desierto de la inconciencia, hoy son el pulmón que se empecina en enderezar la falta de conocimiento en nuestra ciudadanía.