•  |
  •  |
  • END

Con la realización de conciertos en Argentina y algunas ciudades de los EU., fue recordada la “diosa” blanca del blues, Janis Joplin quien este 4 octubre ajusta 40 años de su muerte después de haber injerido una sobredosis de heroína combinada con una buena cantidad de copas.

Janis quien se había convertido en un símbolo de fuerza y de rebeldía para muchas mujeres de su época se había trasladado a Los Ángeles, California para grabar ‘Pearl’ con su nuevo grupo.

Cuentan sus biógrafos que el 4 de octubre de 1970 había sido un buen día de grabación, después se fue de copas y se emborrachó. A la 1:40, según el forense, murió por sobredosis de heroína.

Janis ya había pasado por experiencias similares y había salido con vida, pero esta vez no había nadie para ayudarla. Descubrieron su cuerpo unas 18 horas después.

Algunas circunstancias en torno a su muerte permanecen sin explicar. La droga que la mató era de una pureza extrema (tenía el 40% de pureza, mientras que lo común sólo es del 2%).

El misterio de su muerte

Las jeringuillas que usó desaparecieron de su habitación horas después de su muerte, y se especula que pudo haber alguien más allí. De esta forma, los medios de comunicación rodearon su muerte de misterio, al igual que con las de Jimi Hendrix y Jim Morrison.

A las seis semanas de su muerte, salió el disco ‘Pearl’, que fue un éxito y se mantuvo en el número uno de ventas durante 14 semanas.

Como homenaje, se dejó el tema ‘Mercedes Benz’ a capella, ya que fue la última canción que Janis grabó; asimismo, se incluyó la canción ‘Buried Alive in the Blues’ sólo con música, sin la voz de Janis que habría debido cantarla.

El cuerpo de Janis Joplin fue incinerado en Westwood, California, y se arrojaron sus cenizas al Océano Pacífico.

Así era ella

Joplin nació el 19 de enero de 1943 en Port Arthur, localidad industrial de Texas. Los padres de Janis habían querido que fuera maestra.

Janis se tiñó el pelo de naranja y se unió a una pandilla de jóvenes radicales. Rechazaba el racismo y se le acusaba de ‘amiga de los negros’. A los 16 años comenzó a manifestar su amor por la música. Frecuentaba los bares de Louisiana, donde escuchaba música negra. Comenzó a cantar a los 17 años.

Grabó su primer disco cuando estudiaba Bellas Artes en la Universidad de Texas; luego comenzó a cantar de forma habitual en bares.

En 1963 comenzó el contacto con la droga. Se sumió en un estado de abandono, llegando a pesar 35 kilos.

Actuó en el Festival de Monterey en 1967, junto a grandes estrellas, como Jimi Hendrix, Jefferson Airplane, Canned Heat, The Who, The Mamas and the Papas, The Byrds, Otis Redding.