•  |
  •  |
  • END

Con la finalidad de proyectar a los artistas nacionales y grupos que interpretan música del recuerdo, la dirección del restaurante “El rincón de los hípicos”, desde hace seis meses fue asumida por César González, quien antes estudió administración turística y hotelera.

Fue a través de un amigo que logró dar con el sitio que estuvo abandonado por unos meses, y así comenzó experimentando varias presentaciones de artistas nacionales, así como también impulsar el baile y la cultura junto a la comida nacional.

En ese sitio recientemente reapareció el grupo musical Los Gigantes que alternaron con Llama Viva. En otras ocasiones también han participado en el local la agrupación de Masaya “La Sonora Nica”, que interpreta en vivo temas de la Sonora Matancera.

También han desfilado “Los Hermanos Cortez”. de León, el grupo “Sismo” de San Marcos, así como una buena presentación que tuvo en una fiesta privada el imitador Luis Enrique Calderón y el grupo “Fusión IV”.

También han participado grupos como “La Bomba”, “La Klave”, “Vino Caliente”, entre otros. El local tiene una capacidad para 600 personas cómodamente sentadas.

El lugar también ha sido centro donde el conocido hombre de radio “Chuno” Blandón llevó a cabo dos certámenes de lo que fue la escogencia de la “Chica Tigre”, así como un encuentro que hicieron egresados del Colegio Primero de Febrero, antes de las celebraciones del 50 Aniversario de ese centro de estudios.

Confirmó su administrador que está en pláticas con el director del grupo musical Llama Viva, Augusto Gallegos, para establecer los sábados un espacio para la música del recuerdo.

No descarta que el guitarrista Ricardo Palma, que lleva tres años de haberse perdido de los escenarios, vuelva en una presentación especial con Llama Viva.

También es objetivo de González, tratar de rescatar las diversiones dominicales que se conocieron como “las tardeadas musicales” que hace unos diez años atrás despuntaron en lugares como el Cipres y la Escuela de Danza.

También está en los proyectos del lugar facilitar eventos de colegios, universidades y hasta eventos de cualquier iglesia evangélica que así lo solicite.