•  |
  •  |
  • END

Con la realización de una nueva promoción de marimbistas y guitarristas, y un concierto de gala en el Teatro Nacional Rubén Darío, la Escuela de Marimba “Flavio Galo” se apresta a celebrar su 15 Aniversario de fundación.

Elizabeth Galo, directora del centro dijo a EL NUEVO DIARIO que la nueva promoción que se llevará a cabo el próximo 21 de noviembre será dedicada al cantautor Carlos Mejía Godoy.

El concierto de gala que será dedicado al maestro de la marimba, Alfonso Flores Calero ‘Tun Tun’, se llevará a cabo el próximo 5 de diciembre. La productora de este evento será María Esther López.

Las actividades se llevarán a cabo en memoria de Flavio Galo, el que desde niño aprendió a tocar la guitarra y cantar, y así llegó a formar con su madre Norma y sus hermanos –en 1968- un grupo musical que luego se denominó ‘Familia Galo’.

Durante más de dos décadas este grupo de origen cristiano, a la cabeza de Flavio difundió la música nicaragüense, en particular la música religiosa vernácula que retoma los instrumentos y ritmos musicales del folklore nicaragüense, tal como los cantos de la Misa Popular Nicaragüense, que domingo a domingo acompañaban en las iglesias que conformaban, en ese entonces, la Parroquia San Pablo Apóstol en el sector Oriental de Managua.

El encuentro entre Flavio Galo y el maestro de marimba ‘Tun Tun’ despierta su interés en la promoción de la marimba. En los años 80 Flavio busca al maestro de marimba Alfonso Flores Calero ‘Tun Tun’, siendo el primer alumno que recibe clases de marimba.

Flavio quedó locamente prendado de la marimba, y de esta experiencia nace la iniciativa en ‘complicidad’ con ‘Tun Tun’, de ampliar la enseñanza de este instrumento a los miembros de la familia y amigos, pero la muerte de Galo, en 1994, deja este sueño a la deriva.

Dos años después, en septiembre de 1996, Elizabeth, hermana de Flavio, invita al maestro ‘Tun Tun’ a iniciar un proyecto piloto para masificar la enseñanza de la marimba en la Casa Comunal de la Colonia Nicarao, barrio popular del sector oriental de Managua, en donde los Galo pasaron su infancia.

Así nace, en memoria de Flavio, la Escuela de Marimba con dos marimbas y ocho alumnos de 8 y 9 años de edad. Posteriormente se agrega la enseñanza de la guitarra.

En 2001 se constituye la Fundación Flavio Galo, destacándose en apoyo a las cárceles, ayudas alimentarias y medicinas.

La directora de la Escuela dice que el objetivo de la fundación se sintetiza en rescatar y promover los valores culturales de los nicaragüenses, contribuir a la formación integral de niños y adolescentes, ejecutar proyectos de carácter social, humanitario y cultural.

La cantidad de alumnos de la escuela oscila entre 200 y 240 alumnos. Cuenta con un equipo de 23 a 25 instructores de marimba, 2 profesores de guitarra y su directora general y 24 marimbas cromáticas. La escuela está ubicada en el edificio del Hogar Zacarías Guerra.

Su sostenibilidad surge de las contribuciones mensuales que brindan los alumnos, de ayudas externas de instituciones como Save the Children, Horizont 3000 y Christian Aid for Nicaragua, de ayudas puntuales de algunas empresas y colaboradores; de actividades propias que generan algunos fondos tales como conciertos, venta de discos, entre otros.