Javier Poveda
  •  |
  •  |
  • END

La magia forma parte de esas grandes interrogantes de las cuales, quizás, nunca tendremos respuestas. ¿Cómo lo hizo? Quisiéramos saber. Es uno de los misterios más atractivos para la mente humana. Ilusiones, hipnosis, apariciones y desapariciones; asombros, aplausos y muchas inquietudes desbordan. Añoramos incluso, tan solo aprender a manipular los naipes. Hoy el mago Jean Cairoli nos revela que impresionar a través de la magia no es tan sencillo como deseáramos que fuera.

Carím, carimbula...

Jean Cairoli tiene mucha agilidad con las manos. Esa es una de las grandes virtudes de un buen mago. Él tiene el privilegio de haber nacido en el seno de una familia circense, en donde lo impresionante forma parte de su cada día.

“Mi familia tiene 200 años de historia en el arte del circo y en ese contexto te toca aprender muchas cosas. La familia Cairoli proviene de Italia, estuvimos como gitanos al principio, luego estuvimos en carpas teatro hasta que finalmente montamos nuestro propio circo que surgió hace algún tiempo en Europa y en América del Sur. Yo pertenezco a la sexta generación de la familia y mi padre -Mago Hacha- estuvo en Nicaragua con su circo mágico hace muchos años. Fue aquí donde empecé, la primera vez que pisé el escenario”.

Cairoli ha sido animador, DJ y payaso, además de presentador, cómico, imitador y actor. “Tengo 17 años de estar pegado al mundo de la magia y de manera profesional”.

Ada cadabra...

“Mi experiencia en la magia es bastante complicada, porque la magia tiene mucha variedad. Yo domino la magia de salón, que se logra presentar en espectáculos de mediana distancia, hago ilusiones, aunque no sea mi especialidad; también hago magia de cerca que es cuando estoy directamente con la persona. En el área del mentalismo tengo bastantes efectos, como leer los pensamientos por ejemplo, desde hace un año y medio estoy dominando la hipnosis”, relata el mago.

Para la magia no hay más requisito que tener las intenciones y ganas de hacerlo, nos cuenta el mago, pero tranquilos, él lo hace ver más sencillo de lo que en realidad es. “La base es tener un poco de habilidad en las manos, pero cualquier persona puede hacer magia, lo único que se necesita, al igual que otra profesión es dedicación, hay que estudiar”.

Para lograrlo se deben complementar con estudios de actuación, locución, desenvolvimiento, dominar el desplazamiento público, expresión corporal y dicción, y aprender el arte de la manipulación, luego vienen los efectos. Es una gran línea que deben aprender”.

Aquí viene lo complicado. “Para aprender un efecto de magia uno puede pasar dos minutos o siempre. Saber hacerlo o saber cómo hacerlo se podría entender en segundos, pero hacerlo perfectamente puede tardarse toda una vida”.

¿Magia o pactos?

Hay quienes prefieren mantenerse alejados del tema y simplemente vincularlos con pactos del más allá. No creen en la magia, la critican. Es un truco más del ocultismo. Pero Jean, es sincero al responder que en el mundo “hay cosas que el humano no puede entender”.

“La gente lo vincula con lo sobrenatural, con lo oculto o malo. Yo no considero que exista la magia blanca o la magia negra. Creo que la consideración de colores respecto a la magia se reduce al uso que le des a la habilidad. En mi caso lo que yo hago se podría catalogar como magia blanca porque lo hago por entretenimiento, sin embargo lo mismo que yo hago se puede usar de manera negativa. Ejemplo, un machete se puede usar para ganarte la vida en el campo, o lo puedes usar para cometer un crimen”.

Jean expresa que hasta el momento, en toda su trayectoria no ha podido conocer una persona que tenga poderes sobrenaturales, pues él tampoco cree en ese tipo de poderes. “Creo en el poder de Dios y creo que existen personas que te pueden afectar con energías negativas”.

Cairoli define la magia como una habilidad, una técnica o proceso que te ayuda hacer ver algo que parece ser imposible. Lamentablemente no contamos con una varita mágica o lecciones del colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, como en Harry Potter, pero mientras llega disfrutemos del show.

Carpa mágica

Este mago guatemalteco conserva como lección más importante no vender la magia como tal, como producto, sino venderse así como mago. “Si lográs ser lo suficientemente atractivo, te contratan por lo que eres, no por lo que haces. La magia debe pasar a segundo plano.”

Él llegó a nuestro país el miércoles para ser parte de varias actividades relacionadas a la noche de brujas que algunos lugares festejan. Ayer jueves se presentó en Cigarzone Live, Estelí y, el sábado ilusionará las noches en Hipa Hipa y en Broder; probablemente ofrezca una función gratuita en Multicentro al día siguiente.

El viernes ofrecerá un show gratuito para los niños del Comedor Infantil Padre Pablo María. La intención es presentar actos de magia interactiva con el público, llevar una experiencia personal, y un contacto directo, que las personas hagan al menos un efecto de magia.

El mago Jean se ha presentado en Honduras y El Salvador. El 31 en Guatemala tendrá un show en celebración del día internacional de la magia que se festeja el 31, día en que murió el mago Houdini.

Entre finales de noviembre y comienzos de diciembre en nuestro país se inaugurará la Carpa Teatro Mágica, con 22 magos de Latinoamérica, tres por semana, de múltiples espectáculos y pretenden hacerla una tradición anual.