Javier Poveda
  •  |
  •  |
  • END

La Facultad de Humanidades y Comunicación de la Universidad Centroamericana cada año realiza la esperada Jornada “Ricardo Morales Avilés”, donde los estudiantes de Comunicación Social se desbordan en creatividad desde las diferentes actividades que realizan.

La Jornada “Ricardo Morales Avilés”, RMA, es una actividad universitaria, académica y cultural que une a la comunidad de estudiantes, administrativos y docente que laboran en el Departamento de Comunicación de la Universidad Centroamericana. Para comunicadores sociales y periodistas que han poblado las aulas de la UCA es una celebración que se recuerda con añoranza, es una fecha que sirve de referencia para recordar un buen momento de la vida universitaria.

En su décima cuarta edición, la Jornada Ricardo Morales Avilés lleva por lema “Al ritmo de la marimba y el tambor, juntemos el pinol con el rondón” y comprende un ciclo de actividades que concluye con la demostración artística de los estudiantes. Gonzalo Norori, Director del Departamento de Comunicación Social, planteó que este año tienen la particularidad, después de muchos años, de seleccionar a una beldad que represente a la Facultad. El certamen lleva por nombre “Diosa Indígena” y participan chicas de la carrera, y más que glamoroso el enfoque que se le pretende dar a la elección es cultural.

Norori explicó que la celebración de la Jornada inicia desde el cuatro de noviembre con la premiación del Certamen Nacional de excelencia periodística María José Bravo, que contará con un jurado internacional. Por la tarde, se proyectará exclusivamente para los estudiantes parte de la selección que se mostrará en el Festival de Cine Ícaro.

Expresión cultural

La Jornada culmina con el legendario Festival de Comunicación que regresa al Aula Magna César Jerez de la Universidad Centroamericana. “La actividad la realizaremos el cinco de noviembre a las 10 de la mañana. Serán tres horas de arte, música y derroche de cultura. Este año le haremos un homenaje a la cultura del Pacífico y del Caribe nicaragüense. Queremos unir dos regiones que han estado separadas por la geografía, las diferencias raciales y culturales. Acercar a estas dos regiones, es hacerle homenaje al respeto, a las diferencias y a los derechos humanos”, agregó Silvio Sirias, catedrático y organizador de la Jornada.

Sirias señaló que la entrega de reconocimiento a ganadores en las áreas de Prensa Escrita, Radio, TV, Blogs, Fotografía, investigación se hará el mismo día del Festival a las 9 de la mañana. Para este año rescataremos la figura de Ricardo Morales Avilés con una exposición de 14 fotografías y mensajes expresados por RMA. Esta se colocará en las afueras del Aula Magna.

La diosa indígena

También se elegirá a la “Diosa Indígena” “para promover la cultura autóctona tan necesaria para quienes practicamos la comunicación” dijo Sirias. Cada candidata desfilará con un traje de fantasía diseñado por el joven Erick Bendaña. “Todos los años entregamos una placa para reconocer el trabajo creativo, humano, social que hacen determinados personajes nacionales.

En esta ocasión se la entregaremos a Bendaña por destacarse en promover la cultura a través del diseño de trajes de fantasía. Estos trajes han sido modelados por las candidatas a Miss Nicaragua y es uno de los nuevos talentos del diseño”, remarcó el catedrático.

Durante las tres horas del Festival las candidatas desfilarán los trajes de fantasía alternando con la participación de artistas invitados y estudiantes que se han preparado para mostrar sus números artísticos en el evento.

Cada candidata se acompañará de su respectiva barra que será ubicada en un lugar específico del Aula Magna. Cada barra podrá diseñar su vestuario y podrá traer grupos de música, panderetas, chischiles, matracas, maracas para acompañar a su candidata. Al final se escogerá a la barra ganadora a quienes se les entregará un presente en efectivo.

Por su parte, Norori remarcó que los estudiantes que participan activamente en la organización de la Jornada estarán recolectando víveres para los damnificados que se encuentran en el albergue Gadala María.